email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BRIFF 2019

Crítica: Cavale

por 

- Virginie Gourmel revisita el tema de la fuga adolescente narrando el delirante viaje de tres chicas en busca de sentido

Crítica: Cavale

Kathy es una adolescente introvertida y rebelde que solo tiene una idea en la cabeza: huir de psiquiátrico en el que la han encerrado. Pronto se escapa para buscar a su padre, el único que puede liberarla de esta prisión. Contra todo pronóstico, sus compañeras de cuarto, Nabila y Carole, tan chaladas como excéntricas, se autoinvitan a esta huida improvisada. Pero nada sucederá como habían previsto.

Tras Stagman y Aïe, dos cortometrajes en universos fantásticos, Virginie Gourmel ha unido fuerzas con Micha Wald (Voleurs de chevaux [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, Simon Konianski [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Micha Wald, director de Si…
ficha del filme
]
), que firma este guion, para contar el viaje de Kathy, una joven frágil que pierde sus puntos de referencia y que trata de rescribir su historia cueste lo que cueste. En el camino, se cruza con otras dos solitarias, Nabila y Carole, que están igual de perdidas. Las tres se apoyan mutuamente, pero ¿qué estabilidad se puede esperar de pilares tan frágiles?

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

En sus dos primeras cintas, Virginie Gourmel se interesaba por monstruos cuya deformidad era visible, un vampiro y un hombre ciervo, personajes en los márgenes, diferentes, destrozados por la vida. En Cavale [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, seleccionada en la competición nacional del Festival Internacional de Cine de Bruselas (BRIFF), la directora da un giro a lo real, poniendo en escena a personajes cuya monstruosidad es completamente interior: raritos, jóvenes un poco trastornados, muy medicados, adolescentes agitados.

En el hospital, Kathy se rebela, se niega a tomar sus pastillas, no quiere saber nada de esta "protección" que el juez ha decretado. Y las chicas, de preguntarse por su salud mental. Una vez salen de los muros del hospital, el film se convierte en una road movie. Un auténtico viaje iniciático para Kathy, Nabila y Carole. En modo "Familia, yo os odio", las tres chicas, inseparables por la fuerza de los acontecimientos, descubren la amistad, la traición, las primeras emociones: una adolescencia que acelera hasta perder el control. El trío se convierte en dúo cuando Kathy se cruza en el camino de su hermano menor...

La película, vivida desde el punto de vista de las adolescentes, se sostiene sobre tres jóvenes actrices que aparecen por primera vez en pantalla: Lisa Viance, Yamina Zaghouani y Noa Pellizari. Si bien Cavale no reinventa el formato de la road movie, ni tampoco el de la historia iniciática, el film logra, en algunas escenas inspiradas, encarnar la adolescencia en femenino. Capturando la relación con sus cuerpos de tres chicas sumidas en un torbellino moral y hormonal, que intentan encontrar, con ímpetu y torpeza, respuestas a las preguntas que las atormentan, Virginie Gourmel propone un retrato con muchas facetas de este periodo tan efímero, cuestionando al mismo tiempo nuestra relación con la locura.

La imagen es obra de una joven directora de fotografía con el viento a su favor, Juliette Van Dormael (Mon ange [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Harry Cleven
ficha del filme
]
), que también acaba de firmar la fotografía de Filles de Joie, de Frédéric Fonteyne (antes titulada La Frontière, leer la noticia). El trabajo de los colores, principalmente, y la cinegenia de los decorados aportan una cierta frescura a la fuga de estas tres jóvenes.

Cavale es una producción de Artémis Production coproducida por Point Prod. La película se estrena en Bélgica el 26 de junio de la mano de Artébis.

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.