email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SHEFFIELD DOC FEST 2019

Crítica: Marianne & Leonard: Words of Love

por 

- Nick Broomfield narra la relación entre Leonard Cohen y Marianne Ihlen en un documental sincero, emotivo y romántico

Crítica: Marianne & Leonard: Words of Love

A Nick Broomfield le gustan los documentales sobre personalidades guerreras. Para más señas, véase Biggie y Tupac, Kurt y Courtney, o su último trabajo, Whitney: Can I Be Me [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, donde Whitney Houston luchaba principalmente contra sí misma. Cada uno contaba con un nuevo ángulo que el director intentaba mostrar, con desigual éxito. Por ello, es refrescante que en Marianne & Leonard: Words of Love [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, el documental sobre el romance y la relación entre el cantautor Leonard Cohen y su musa noruega Marianne Ihlen proyectado en el Sheffield Documentary Film Festival, haya optado por un acercamiento más suave y objetivo. Parece que cuando Broomfield conoce a los protagonistas personalmente, su acercamiento es más amable y comprensivo, hasta restarle importancia a su posición en la historia, como ocurre al principio de este fascinante documental, donde admite que fue amante de Ihlen y que han mantenido una larga amistad. De hecho, fue ella quien convenció a Broomfield de hacer su primera película, Who Cares?, una cinta de 18 minutos sobre la erradicación de los barrios bajos de Liverpool en 1971.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Broomfield mezcla material de archivo con testimonios, pero también incluye entrevistas que Cohen e Ihlen concedieron antes de morir en 2016, con tres meses de diferencia. Usa la relación de la pareja para contar la historia de los artistas y sus musas, la comunidad artística de la isla de Hidra en los años 60 y un mundo de amor libre, drogas y música. El tono de la película es tan sincero y conmovedor como una balada de Cohen, y la letra de su clásico “So Long, Marianne” aparece varias veces en la película, ya que Broomfield utiliza diferentes interpretaciones para demostrar que para Cohen era imposible escapar de su musa, incluso después de que su relación acabase y ella volviese a Noruega.

Broomfield muestra mucha compasión por Ihlen, que era madre soltera cuando conoció a Cohen en Grecia en 1960. Después de una etapa muy feliz, Ihlen se convirtió en la mujer olvidada que intentaba mantener una relación fracturada mientras Cohen descubría su habilidad musical y se convertía en una estrella en Nueva York. Cohen, por su parte, sufría depresión y le costaba entregarse por completo a una sola persona, por lo que prefería el consuelo de las relaciones abiertas y perderse en el sonido de un bolígrafo sobre el papel. Tuvo una crisis nerviosa después de escribir una novela incomprensible y tardó un año en recuperarse del pánico escénico que le provocó. Para beneficio de la película, Broomfield no trata de psicoanalizar a sus protagonistas, sino que deja que el público deduzca por qué Cohen se fue e Ihlen se quedó. Durante varias entrevistas esclarecedoras, grabadas en primer plano, Broomfield también ofrece un panorama de la época, del amor libre de los años 60, de la indulgencia del talento artístico y del sufrimiento de los niños.

Cohen e Ihlen siguieron siendo amigos durante toda su vida, y Broomfield habla sobre los últimos trabajos de Cohen, incluido el fraude de su mánager. Termina con una carta poética, que demuestra que muchas de las mejores historias de amor están teñidas de tragedia.

Marianne & Leonard: Words of Love ha sido producida por Lafayette Films. En el proceso participaron Nick Broomfield, Marc Hoeferlin, Shani Hinton y Kyle Gibbon, y Patrick Holland, productor ejecutivo para la BBC. Kew Media Group gestiona las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.