email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SHEFFIELD DOC FEST 2019

Crítica: MOTHER

por 

- El precioso documental de Kristof Bilsen sigue a una cuidadora de Chiang Mai, Tailandia, que trabaja en una institución para europeos enfermos de Alzheimer

Crítica: MOTHER

Kristof Bilsen continúa afianzándose como una talentosa voz documental en MOTHER [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, un bonito y sensible estudio de personaje de una cuidadora de enfermos de Alzheimer tailandesa. La película se ha estrenado esta semana en el Sheffield Doc/Fest, donde compite por el International Award. Su largometraje más logrado hasta la fecha ofrece una perspectiva más global de la enfermedad degenerativa que otros documentales y películas de ficción sobre el tema. Kirsten Johnson (Cameraperson) participa como productora ejecutiva, por lo que MOTHER tiene la mirada sensible y ecléctica de otros trabajos suyos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Siguiendo con el mecanismo utilizado en su película anterior, Elephant’s Dream, Bilsen realiza varios estudios de personaje. Sus tramas suelen centrarse en personas que luchan por desempeñarse lo mejor posible en trabajos demandantes y precarios. La protagonista de MOTHER es la fuerte y obstinada Pomm, una cuidadora a domicilio con una clientela exclusivamente europea. Es una cuidadora especializada en Alzheimer que muestra una gran dedicación hacia su trabajo, a pesar de tener contratos temporales que no le ofrecen perspectivas a largo plazo. Bilsen le otorga la misma importancia a su vida personal: para ganarse la vida, tiene que hacer el sacrificio de pasar poco tiempo con sus tres hijos (de dos parejas diferentes), que viven con su abuela y padre, respectivamente.

En lugar de centrarse en la lucha de convivir con la enfermedad, Bilsen plantea preguntas más profundas sobre el concepto moderno de familia y la naturaleza del cuidado. Los pacientes de Pomm pertenecen a familias acomodadas suizas y alemanas, y se nos permite ver fragmentos paralelos que muestran sus propias batallas personales. Sin juzgar, vemos a una familia suiza tomar la decisión de enviar a su madre enferma al otro lado del mundo para recibir tratamiento. Junto con la vida familiar fragmentada de Pomm, la película da una visión de la familia del siglo xxi, donde el cuidado y la intimidad quedan aplazados, mientras un extraño imparcial asume la responsabilidad. Esto se acentúa en las familias más pudientes —y, quizás, indiferentes— que buscan apoyo exterior, y en los bajos salarios de los trabajadores cuya labor debería estar mejor remunerada.

En términos formales, Bilsen florece. Cada corte se ha hecho de forma impecable. Encuentra técnicas inteligentes para presentar las diferentes fases de la historia: vemos un metraje bien iluminado, prístino, en HD, más vanguardista y con escenas grabadas cámara en mano, en primera persona (en los créditos, Pomm aparece como operadora de cámara, posiblemente para estas secuencias). Las voces en off de Pomm y de la hija de uno de sus pacientes complementan las dolorosas imágenes que vemos. Con una duración de 82 minutos, su único defecto es su brevedad: se puede profundizar más en este tema, especialmente si la fotografía principal de la película se ha grabado durante tres años. Pero por ahora, la habilidad de Bilsen para retratar estas historias universales es compensación suficiente.

MOTHER es una coproducción entre Bélgica y Holanda llevada a cabo por VRT-Canvas, RTBF – Unité de Programmes Documentaires and EOdocs. Deckert Distribution, con sede en Alemania, gestiona las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.