email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

TRANSILVANIA 2019

Crítica: Arrest

por 

- El segundo largo de Andrei Cohn explora las interacciones entre un torturador y su víctima en la Rumanía de los 80

Crítica: Arrest
Alexandru Papadopol y Iulian Postelnicu en Arrest

De todos los antiguos países comunistas, Rumanía sorprende por su reticencia a usar (y, hasta cierto punto, redimir) su pasado de opresión en producciones cinematográficas. Radu Jude, que se ha convertido en un constante redentor de la historia, abordando temas como la esclavitud de los gitanos o el Holocausto rumano, ahora tiene un compañero a la altura: Andrei Cohn, cuyo segundo largo, Arrest [+lee también:
tráiler
entrevista: Andrei Cohn
ficha del filme
]
, muestra lo que sucede en una celda en los 80 cuando un arquitecto inocente es interrogado una y otra vez por transgresiones menores contra el régimen. Tras ganar el Premio Romanian Days a mejor película en la 18ª edición del Festival Internacional de Cine de Transilvania (del 31 de mayo al 9 de junio, Cluj-Napoca, leer la noticia), en una fecha posterior de este mes, Arrest se proyectará ante un público internacional en la competición East of the West de Karlovy Vary.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El film comienza con una conversación entre un convicto (Iulian Postelnicu, que remplaza a Vlad Ivanov como el actor predilecto para los roles de villano del cine rumano) y el jefe de los guardias de una cárcel comunista. Esta críptica conversación queda en nuestra memoria tras un ominoso "Puedo hacer cualquier cosa que me pidas, pero eso no", y luego la historia cambia a su segundo protagonista, un hombre (Alexandru Papadopol) que está pasando sus vacaciones en la costa con su familia. La policía le elige para un supuesto interrogatorio rutinario, y pronto acaba compartiendo una celda con Vali, el personaje de Postelnicu, entrando en un pesadillesco, claustrofóbico e hiriente torbellino de gritos y patadas.

Con un metraje de algo más de dos horas, Arrest es potenciada enormemente por los matices de la interpretación de Postelnicu, que incorpora prácticamente todo lo que imaginaríamos —visto en la cómoda distancia de las tres décadas que han transcurrido desde esta época oscura de la historia de Rumanía— que un hombre mezquino con un poco de poder podría hacerle a otro a quien detesta profundamente.

Las formas brutales que tiene Vali de hacer que su víctima confiese diversos crímenes (tan insignificantes, al menos para nosotros, como ver una película prohibida en VHS o escuchar Radio Free Europe) hará que el público se retuerza, y algunos incluso apartarán los ojos de esta violencia hábilmente plasmada. El torturador cambia con soltura del abuso físico a conversaciones perversas y agotadoras, en las que él es el único que puede negociar las condiciones y fijar el significado de las palabras que dicen.

Los rumanos deberían acoger con los brazos abiertos esta película que muestra explícitamente el descenso absurdo al infierno que todo el mundo sabía que estaba sucediendo tras las paredes de las cárceles del país, pero que la mayoría prefería no reconocer, descartando los rumores de muertes como un anuncio terrorífico de la todopoderosa Securitate. Arrest no es una cinta perfecta, pues el interrogatorio es a veces demasiado repetitivo y la relación entre los dos protagonistas es deliberadamente desequilibrada, lo cual es en cierto modo decepcionante. Sin embargo, el film tiene la valentía de mostrar lo que muchos han intentado olvidar, situando Arrest en la misma categoría de cine funcional y necesario en la que están las películas de Radu Jude Aferim! [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Radu Jude
ficha del filme
]
y “I Do Not Care If We Go Down in History as Barbarians” [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
.

Arrest es una producción de Mandragora. El film se estrenará localmente en septiembre de la mano de la división de distribución de Mandragora, Iadasarecasa.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.