email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2019 Quincena de los Realizadores

Crítica: First Love

por 

- CANNES 2019: Takashi Miike presenta una historia divertida y violenta sobre una joven pareja que se conoce, se enamora y se enfrenta a la policía y a la Yakuza

Crítica: First Love
Sakurako Konishi y Masataka Kubota en First Love

Takashi Miike no hace películas; se abalanza sobre ellas. El prolífico director japonés ha dirigido unas 100 películas (tantas que hasta él mismo ha perdido la cuenta), y puede llegar a hacer hasta una docena al año. Por lo tanto, no debería sorprendernos que sean muy irregulares; pero con frecuencia, Miike descubre oro y la narrativa es lo suficientemente fuerte para resistir su incontenible ataque a los sentidos, puesto que sus películas son un collage de artes marciales, animación y surrealismo. First Love [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, proyectada en la Quincena de los Realizadores de Cannes, es uno de sus trabajos más exitosos, con personajes comprometidos y su característica violencia pop presentada en dosis razonables.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
LIM Internal

Miike nos abre el apetito situando la primera escena en un ring de boxeo. Leo (Masataka Kubota) es una joven promesa del boxeo que enfurece a su entrenador porque no suele celebrar sus triunfos. Pero el boxeo es un deporte peligroso y una visita al hospital para un control rutinario revela la presencia de un tumor cerebral: por primera vez, Leo debe afrontar su muerte. Lo hace realizando esfuerzos sobrehumanos y ayudando a una joven perseguida por un hombre mayor. ¿Recuerdas cuando en Amor a quemarropa, de Tony Scott, Alabama no era quien Clarence creía que era? Bueno, resulta que esa joven, Yuri (Sakurako Konishi), también lleva una doble vida y adopta diferentes identidades dependiendo con quién hable. Forma parte de la zona criminal de la ciudad y está implicada en un plan para robar drogas. Así empieza el caos. 

El ritmo es frenético en la cuarta colaboración entre Miike y la compañía con sede en Londres Recorded Picture Company. Cada escena parece traer consigo un nuevo personaje con un arma diferente para desfigurar y matar. Los asesinos rivales se decapitan unos a otros después de que el mafioso novato Kase (Shota Sometani) intente hacer un trato paralelo con algunos grupos criminales. Estos planes se tuercen cuando el principal traficante de drogas se equivoca.

A pesar de alguna cabeza decapitada por aquí y de alguna sangrienta pelea de espadas por allá, el director hace un buen trabajo (es decir, contiene la acción hasta las escenas finales, donde las fuerzas divergentes confluyen en un depósito para la batalla final). Aquí empieza el caos y vemos algunas animaciones de arte pop y asesinatos sangrientos.

El argumento se desarrolla como un western. La película empieza con el encuentro entre los dos protagonistas y presenta todos los potenciales obstáculos que impedirán su final feliz, incluido un hombre de mediana edad en calzoncillos evocado por la imaginación de Yuri. Una vez que todo queda establecido y Miike ha hecho un trabajo decente al traer varios personajes sin generar confusión, la segunda parte es una bonanza de violencia pop que va en aumento hasta el gran final.

First Love es una coproducción entre Japón y Reino Unido, donde han participado OLM, Recorded Picture Company y Toei Company. La compañía con sede en Londres HanWay Films gestiona sus ventas.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.