email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2019 Competición

Crítica: The Wild Goose Lake

por 

- CANNES 2019: La nueva película coproducida por Francia del chino Diao Yinan, ganador de la Berlinale 2014 con Black Coal, es una obra de asombroso virtuosismo

Crítica: The Wild Goose Lake
Ge Hu en The Wild Goose Lake

El director chino Diao Yinan compite en la 72ª edición del Festival de Cannes con The Wild Goose Lake [+lee también:
tráiler
entrevista: Diao Yinan
ficha del filme
]
. La película empieza bajo una lluvia torrencial, con los reflejos amarillos de las luces de la explanada de una estación abierta a la noche, mientras un hombre vigila escondido detrás de una gran columna y es abordado por una mujer a quien no conoce. Pronto nos adentramos en una película de cine negro apasionante, de fugitivos, con un ritmo vertiginoso, en un frenesí de decorados y de figurantes, cuya impresionante puesta en escena se inscribe (con una velocidad diferente) en la línea de la película anterior del director, Black Coal, que obtuvo el Oso de Oro y el premio al Mejor actor en el Festival de Berlín en 2014.  

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

“¿Yo debería inspirarte confianza?”. La pregunta aparecerá en varias ocasiones a lo largo de esta incursión en el universo del jianghu, el mundo de la mafia. El cineasta explica el encuentro entre Zhou Zenong (Ge Hu), con la cara magullada, y la bella e indiferente Liu Aiai (Gwei Lun Mei) mediante una serie de flashbacks muy bien articulados con la acción del presente. La noche anterior, se produjo una disputa durante una reunión de reparto de los territorios entre los criminales locales (una asamblea que recuerda a M, el vampiro de Düsseldorf, de Fritz Lang). Uno de los ayudantes de Zhou Zenong (que acaba de salir de cárcel, después de varios años en la sombra) dispara a Oreja de gato, uno de los dos hermanos líderes de una de las “familias” asistentes. Después de una pelea y de una venganza en medio de un enjambre de scooters, Zhou Zenong se ve perseguido por el segundo hermano, Ojo de gato. Desafortunadamente, cegado por la lluvia, mata por error a un policía; y empieza a ser buscado también por las autoridades, que ofrecen una recompensa de 300.000 yenes por su captura, una suma que suscita la codicia. Liu Aiai, enviada por Hua Hua (Qi Dao) para ayudar Zhou Zenong a ponerse en contacto con su ex mujer, Yang Shujun (Wan Qian), es en realidad una “bañista” (una prostituta) que despliega sus encantos en el Lago de las ocas salvajes y que se verá envuelta en el torbellino que arrastra a Zhou Zenong. Este último piensa rendirse para que su ex mujer reciba el dinero, pero no tiene ninguna intención de morir. Y las ocasiones de perder la vida no faltarán…  

The Wild Goose Lake, con su inmersión vertiginosa y trepidante en los barrios populares, tortuosos y sobrepoblados de la ciudad, es una película de cine negro de autor excepcional, donde todos los planos contienen proezas visuales (mención especial para el director de fotografía, Jingsong Dong) y la acción no se retrasa nunca en el torrente de peripecias de un guión (escrito por el cineasta) que abarca tres días, mientras ofrece algunos momentos bonitos de ralentizaciones atmosféricas. Un viaje fulgurante y laberíntico por un hampa donde la violencia es una catarsis permanente, llena de humor negro, que aprovecha al máximo el carisma lacónico y romántico de sus dos intérpretes principales; y que confirma el talento inmenso, fascinante y divertido de Diao Yinan.

The Wild Goose Lake ha sido producida por las compañías chinas Green Ray Films y Maisong Entertainment Investment, y coproducida por Arte France Cinéma y por la sociedad parisina Memento Films, con el apoyo de Aide aux cinémas du monde del CNC. Memento gestiona las ventas internacionales.

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.