email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2019 Proyecciones especiales

Crítica: La cordillera de los sueños

por 

- CANNES 2019: El nuevo documental del chileno Patricio Guzmán denuncia la amnesia colectiva de su país sobre la dictadura de Pinochet a través de una oda al milagro geográfico de los Andes

Crítica: La cordillera de los sueños

El cineasta chileno Patricio Guzmán (Nostalgia de la luz [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, El botón de nácar [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
) presentó su último documental La cordillera de los sueños [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
en la 72 edición del Festival de Cannes. La película estrenada fuera de competición en la sección Proyecciones especiales del certamen francés denuncia la amnesia colectiva que sufre la población chilena sobre su pasado político. Se trata de una crítica al desapego de los chilenos por revisar las heridas sin cicatrizar de la dictadura, planteada desde el corazón de un himno al mayor tesoro geográfico que posee el país: la imponente Cordillera de los Andes.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

En su nuevo poema cinematográfico de no-ficción, Guzmán utiliza la figura de Los Andes cual recurso metafórico para cuestionarse por qué las personas encargadas de velar por un país pueden acabar siendo las mismas que lo destruyen. Como denuncia la voz en off del realizador durante el primer tercio de la película, “si los Andes representan el 80% del territorio chileno, y éstos siempre fueron ignorados y descuidados por su gobierno, eso significa que Chile desprotege al 80% de su país”. En esa sentencia, Guzmán no nos habla estrictamente de la cordillera. El director de El caso Pinochet, compara el desinterés del gobierno por cuidar y preservar la belleza de esa maravilla natural con el abandono (y posterior tortura y exterminio) de su población desde la fecha en que los militares llevaron a cabo el Golpe de Estado del 1973 que derrocó al presidente socialista Salvador Allende.

La voz del documentalista exiliado cuarenta años atrás describe, con sumo detalle, los hechos ocurridos durante su detención por parte de las autoridades, así como su huida del país con su familia tras la acción militar. Asimismo, el testimonio personal de Patricio Guzmán no es el único que conocemos en La cordillera de los sueños. El realizador entrevista a artistas, cineastas, e hijos de exiliados chilenos –unidos entre ellos por el trauma compartido–, mientras pone en escena material de archivo filmado por los compañeros que permanecieron en Chile durante el Golpe de Estado.

La aparición de esas voces valientes que reviven y exorcizan su trauma hablándolo frente a la cámara, y que tanto admira el autor del documental, no es un fenómeno habitual, sino un milagro. El autor de La batalla de Chile no oculta su desconsuelo al reconocer que ha nacido en un país que no quiere recordarse a sí mismo. Pero, a pesar del tono de dolor y aflicción con el que recita la voz en off de este poema, La cordillera de los sueños es, ante todo, un llamamiento al despertar de las nuevas generaciones para que devuelvan a Chile su infancia y su alegría.

La cordillera de los sueños ha sido producida por las francesas Atacama Productions, ARTE France Cinéma, Sampek Productions y la chilena Market Chile. La compañía francesa Pyramide Internacional se encarga de las ventas al extranjero.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.