email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2019 Competición

Crítica: Sorry We Missed You

por 

- CANNES 2019: El dos veces ganador de la Palma de Oro, Ken Loach, habla sobre la presión a la que se ven sometidas las familias debido a los trabajos precarios y a la subcontratación

Crítica: Sorry We Missed You
Kris Hitchen y Katie Proctor en Sorry We Missed You

Ken Loach ganó la Palma de Oro con su película anterior, Yo, Daniel Blake [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, donde destacaba la poca consideración del gobierno británico al denegar servicios sociales a discapacitados (y otros grupos necesitados). En su país, abrió un debate a nivel nacional. Esta vez, el dos veces ganador de la Palma de Oro vuelve a competir en el Festival de Cine de Cannes con Sorry We Missed You [+lee también:
tráiler
Q&A: Ken Loach
ficha del filme
]
, una crítica a la economía actual, donde las grandes empresas se amparan en la contratación de autónomos para eludir sus obligaciones y establecer formas de pago basadas en objetivos. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
LIM Internal

Es un tema muy interesante para los periodistas de Cannes puesto que muchos de ellos forman parte de este nuevo modelo económico; pero como drama, a la película le falta humor y sosiego, así como un análisis más profundo, como el que hizo de Yo, Daniel Blake una montaña rusa de emociones. Sorry We Missed You es más bien un canto fúnebre.

Empieza en un lugar oscuro (literalmente, ya que oímos voces detrás de una pantalla negra que hablan sobre las prácticas de una exitosa empresa de transporte de Newcastle). Ricky (interpretado por Kris Hitchen) nos deja claro desde el principio que él es demasiado orgulloso para recibir ayudas, por lo que acaba aceptando un trabajo donde él mismo es el negocio (aunque la parte administrativa de montar una pequeña empresa se explica por encima). Esto ocurre porque Loach y el guionista Paul Laverty se centran en contar cómo el nuevo trabajo arruina la vida de Ricky. Su jefe, Maloney (Ross Brewster), parece sacado de las gradas de un estadio de fútbol, y tiene tan poco corazón como pelo en la cabeza. Es un villano de pantomima que hasta se toma el tiempo de explicar lo duro que es.

Lo más interesante de Sorry We Missed You sucede en la casa de Ricky. El título de la película viene de las tarjetas que los repartidores dejan cuando los destinatarios no están en casa; pero también se corresponde con lo que siente la familia de Ricky cuando papá y mamá están trabajando. Mamá Abbie (Debbie Honeywood) es la salvadora (tanto de los que la rodean como de la película). Trabaja como cuidadora a domicilio y, a través de ella, los directores muestran de una forma sutil e interesante cómo los ancianos y las personas que más lo necesitan han sido abandonados por los recortes del gobierno y la presión que la externalización de la sanidad ejerce sobre los cuidadores, que prestan sus servicios con muy poca ayuda. La película no lo explica con detalle pero los únicos que se benefician de esta situación son los directores y los dueños (y el jefe de ella, al que escuchamos por teléfono, es un manipulador emocional). Es una situación tórrida y desagradable. Y por si fuera poco, Loach también muestra cómo afecta el estrés a los niños, a través de las decisiones irracionales que toman el ruidoso adolescente Seb (Rhys Stone) y su delicada hermana pequeña, Lisa Jane (Katie Proctor).

Loach ha vuelto a hacer una película importante sobre la sociedad actual. Pero en términos dramáticos, la naturaleza esquemática y casi shakesperiana de la muerte de Ricky es demasiado predecible.

Sorry We Missed You ha sido producida por Wild Bunch (Francia), Sixteen Films (Reino Unido), BBC Films (Reino Unido), BFI Films (Reino Unido), Les Films du Fleuve (Bélgica) y Why Not Productions (Francia). Wild Bunch también gestiona los derechos internacionales.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.