email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2019 Competición

Crítica: Le Jeune Ahmed

por 

- CANNES 2019: Los hermanos Dardenne vuelven a los orígenes de su cine con el retrato púdico de un niño atrapado en el torbellino de la radicalización religiosa

Crítica: Le Jeune Ahmed
Idir Ben Addi y Othmane Moumen en Le Jeune Ahmed

Ahmed, de doce años, se prepara en silencio. Se viste para asistir a su imán en la oración. Ejecuta con dedicación los gestos del ritual religioso. “Ya no soy un niño”, dice Ahmed. Con su cinta adhesiva escolar pone a punto su proyecto mortal. Enfrentado a su familia, Ahmed se ve atrapado entre los ideales de pureza de su imán y las circunstancias de la vida.

En Le Jeune Ahmed [+lee también:
tráiler
entrevista: Jean-Pierre et Luc Dardenne
ficha del filme
]
, presentada en competición en la 72ª edición del Festival de Cannes, Jean-Pierre y Luc Dardenne tratan un tema bastante complejo y hasta peligroso, la radicalización islamista, a través del filtro de su cine, directo y lleno de humanismo. Aquí, el acierto es no haber elegido como protagonista a un hombre ni a un adolescente, sino a un niño, que vive el fanatismo de una forma muy profunda. Con apenas 12 años, Ahmed percibe la radicalización de manera absoluta, sin barreras ni contenciones. No puede conformarse con el discurso radical del imán, dispuesto a retractarse cuando Ahmed decide aplicarlo al pie de la letra.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Nunca conoceremos los motivos de la radicalización de Ahmed. Pero después de un puñado de escenas que ilustran la ruptura total entre el niño y su entorno familiar, comprendemos que no tiene padre, un padre ausente a quien acusa de no haber sido una figura de autoridad musulmana a quien admirar. A su alrededor, se suceden varios padres sustitutos que fracasan al intentar comunicarse con él. Hasta su imán termina alejándose. Su madre y su profesor se ven impotentes ante el mutismo y la impermeabilidad del chico.

Aunque abunden las manifestaciones de bondad, nada consigue alejar al chico del destino mortal que ha creado. Y los adultos que lo rodean (al igual que los espectadores) sólo pueden llorar ante esta cruel realidad: no podemos salvar a nuestros hijos de sí mismos.

Sin embargo, los hermanos Dardenne entreabren una puerta. Construyen de forma magistral una tensión narrativa que oscila entre el carácter inalterable de la voluntad de Ahmed y la convicción profunda de que no puede llevar a cabo con éxito su oscuro propósito. Los cineastas graban los fallos de este joven que a veces parece resistirse al adoctrinamiento, con ínfimos sobresaltos que dejan entrever una posible salida.

En el papel clave de Ahmed encontramos al actor debutante Idir Ben Addi, cuya tenacidad reactiva el ADN del cine de los Dardenne, que magnifica el debut de un joven convirtiéndolo en personaje de ficción, como ocurrió con Jérémie Renier en La Promesa o Emilie Dequenne en Rosetta

Le Jeune Ahmed, undécimo largometraje de los hermanos Dardenne y octavo seleccionado para competir en la Selección Oficial del Festival de Cannes, ha sido producido por la sociedad creada por los cineastas, Les Films du Fleuve (Bélgica), y Archipel 35 (Francia). Wild Bunch gestiona los derechos internacionales. Se estrena el 22 de mayo en Francia (distribuida por Diaphana) y en Bélgica (distribuida por Cinéart).

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.