email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELICULAS / REVIEWS

Crítica: Blanche comme neige

por 

- Anne Fontaine moderniza el cuento de los hermanos Grimm con la emancipación de una mujer, interpretada por la brillante Lou de Laâge, amenazada por una diabólica Isabelle Huppert

Crítica: Blanche comme neige
Lou de Laâge y Isabelle Huppert en Blanche comme neige

“Antes, yo ni siquiera sabía que tenía deseos; ahora quiero vivirlos”. La cineasta francesa Anne Fontaine ha elegido como personaje principal de su nueva película, la lúdica Blanche comme neige [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, a una Blancanieves liberada, bella, transparente y pura como el modelo inspirado por el célebre cuento de los hermanos Grimm, pero mucho más laxa en sus costumbres, por lo que es blanco de la envidia y la maldad de una peligrosa rival más mayor. La película, que se estrena el 10 de abril en los cines franceses a través de Gaumont, también competirá en el Festival de Tribeca (del 24 de abril al 5 de mayo).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El guión (escrito por la directora y Pascal Bonitzer, con la colaboración de Claire Barré) incluye todos los ingredientes del cuento original: bosque frondoso, niebla, cascada, cazador, precipicio que bordea una sinuosa carretera de montaña, santuario cristiano a la memoria de una aparición milagrosa, casa en el corazón del bosque, complot criminal basado en el ocultismo, magia negra, fuego y colores escarlata, manzana envenenada y siete hombres benévolos y diferentes seducidos por la misma joven. Pero la historia se desarrolla en Lyon, en la actualidad, y  se centra en la vida de una joven que practica jogging, Claire (Lou de Laâge, que aparece en todas las escenas de la película), empleada en un lujoso hotel por su madrastra, Maud (Isabelle Huppert, que representa la maldad, la crueldad, el instinto de dominación y el sufrimiento oculto). Nuestra heroína es secuestrada y encerrada en el maletero de un coche que choca con un jabalí. Acto seguido, huye hacia el bosque y es perseguida hasta que la intervención de un cazador, Pierre (Damien Bonnard), le salva la vida. El cazador evita llamar a la policía y la acoge en su aislada casa de Vercors, donde vive con su gemelo François y el violonchelista hipocondríaco Vincent (Vincent Macaigne). Claire se acostumbra pronto a este entorno natural (“La montaña activa la sangre”), donde tiene la impresión de volver a nacer (su madre murió hace muchos años y acaba de perder a su padre), y donde los hombres del lugar se enamoran de ella como de una princesa, cada uno a su manera, con sus respectivas fragilidades: el veterinario Sam (Jonathan Cohen), el librero Charles (Benoît Poelvoorde) y su hijo Clément (Pablo Pauly), y el padre Guilbaud (Richard Fréchette). Siguiendo del precepto de San Agustín “Ama y haz lo que quieras”, Claire desata su sensualidad y consuma con unos y otros sin elegir a ninguno. Sin embargo, ha avisado de su paradero a su madrastra, que no tarda en aparecer, llena de celos (su amante, interpretado por Charles Berling, está enamorado de Claire) y con propósitos muy oscuros…

La película, dividida en tres partes (tituladas “Claire”, “Maud” y “Blancanieves”), desarrolla poco a poco su misterio inicial y se divierte jugando con códigos muy hitchcockianos. Anne Fontaine saca el máximo partido a los espléndidos decorados naturales (muy bien explotados por el director de fotografía Yves Angelo) y a la música compuesta por Bruno Coulais para tejer con humor una intriga lenta que ofrece un escenario perfecto a sus dos actrices protagonistas (que se entregan a un rock antológico) y dejan el camino libre a las interpretaciones (bastante más desiguales) de sus ocho personajes secundarios masculinos. Como es evidente, el final previsible del relato limita un poco la intensidad del conjunto pero la cineasta firma una obra sofisticada y distendida sobre la emancipación afectiva y sexual de una mujer, un tema que resuena con fuerza en el mundo contemporáneo.

Blanche comme neige, ha sido producida por Mandarin Production y Ciné@, y coproducida por Gaumont, France 3 Cinéma, Scope Pictures, Cinéfrance y Les Films du Camélia. Gaumont gestiona las ventas internacionales.

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.