email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Crítica: La fuga

por 

- La ópera prima de Sandra Vannucchi, candidata al EFA Young Audience Award 2018, es una historia simple pero intensa sobre una una niña dividida entre sus sueños y la depresión de su madre

Crítica: La fuga
Lisa Ruth Andreozzi y Emina Amatovic en La fuga

Imagina que tienes 11 años, estás llena de sueños y de energía, pero tienes que vivir con la depresión de tu madre, con un padre exhausto y con la sensación de ser invisible e incomprendida. Así es la familia disfuncional que la directora Sandra Vannucchi (graduada en Cine y Televisión por la MYU Tisch School of the Arts, y antigua asistente de David Chase, creador y autor de la serie de TV Los Soprano) nos presenta en su primera película. La Fuga [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, candidata al premio Young Audience en 2016, narra con delicadeza y sinceridad la rebelión discreta pero determinante de una niña que desea disfrutar de su infancia, explorar el mundo y hacer amigos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Estamos en Pistoia, Toscana. A pesar del ambiente autoritario de su hogar, la preadolescente Silvia (la joven y talentosa actriz Lisa Ruth Andreozzi en su primer papel protagonista) está llena de vitalidad. Es una buena estudiante y desea ir a Roma para visitar la ciudad y sus monumentos, pero eso no será posible, ya que su madre, Giulia (Donatella Finocchiaro), no puede salir de la cama, donde permanece casi todo el día, en la oscuridad, debido a una depresión crónica que parece difícil de tratar. Su padre, Pietro (Filippo Nigro), trabaja mucho para mantener a su familia (Silvia tiene un hermano pequeño) y no tiene tiempo para escuchar los reclamos de su hija.

Y entonces, casi en silencio, Silvia decide viajar en tren sola y regalarse un precioso viaje a Roma, como premio por haber ganado una competición escolar con un proyecto sobre insectos. No sabe dónde dormirá esa noche pero pronto conoce a Emina (Emina Amatovic), una joven gitana de quien se hace amiga y que decide llevarla en su caravana hasta un campamento en la capital. Así, el viaje a Roma de la joven protagonista toma una dirección inesperada. Sí, visita la Piazza Navona pero también pide dinero en los semáforos y asiste a fiestas organizadas por sus nuevos amigos nómadas (actores no profesionales en un campamento real), sin miedo y sin prejuicios, como sólo los niños pueden hacer. Hasta que un día, se da cuenta de que debe volver a casa.

Los méritos de esta pequeña película residen en su tributo espontáneo a la amistad entre dos culturas diferentes. Su argumento simple e inmediato (el guión, escrito por la directora y el productor Michael King, ganó un premio en el Wonderfest International Children's Festival de Bucarest) transmite frescura y autenticidad, y está inspirado, al menos en parte, en la experiencia personal de Vannucchi. Vladan Radovic fue el director de fotografía (después de ganar el premio David di Donatello por su trabajo en Black Souls [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Francesco Munzi
ficha del filme
]
), mientras que Osvaldo Bargero y Luigi Mearelli se encargaron de la edición, que alterna con fluidez y eficiencia el pasado y el presente de la protagonista.

La Fuga es una coproducción entre Italia y Suiza, donde han participado Perché No Films y Zas Film en colaboración con RSI - Radiotelevisione Svizzera di Lingua Italiana. La película será distribuida en Italia (desde el 7 de marzo) por Lo Scrittoio, mientras que Film Republic gestiona los derechos internacionales.

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.