email print share on facebook share on twitter share on google+

PELÍCULAS Italia

Crítica: Attenti al gorilla

por 

- La última comedia familiar de Luca Miniero saca partido de la simpatía del youtuber Frank Matano

Crítica: Attenti al gorilla

En 1986, el transgresor maestro Nagisa Ôshima rodó la buñueliana Max, mi amor, una historia escrita por Jean-Claude Carrière en torno a la complicada atracción entre una señora de la burguesía francesa (Charlotte Rampling) y un chimpancé. Y no olvidemos a Catherine Deneuve, que tuvo un flechazo con un musculoso gorila en El nuevo nuevo testamento [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Jaco van Dormael
ficha del filme
]
, film del irreverente Jaco Van Dormael estrenado en 2015. En su nuevo largo, Attenti al gorilla, que se estrena en los cines italianos el 10 de enero de la mano de Warner Bros, Luca Miniero también ha elegido a un primate como temática, aunque llegando a resultados ligeramente diferentes a los de la sátira blasfema y corrosiva de su homólogo belga. El título provine del estribillo de la canción "Il gorilla", de Fabrizio De André, versión italiana de la canción epónima de Georges Brassens, que cuenta la historia de un primate que escapa de su jaula, decidido a perder su virginidad con un juez.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

En la cinta del cineasta napolitano, que resulta un poco menos radical, sucede algo parecido, aunque la víctima no es un magistrado. Rodada en la Costa Amalfitana, los protagonistas de esta comedia familiar son una pareja de abogados, Lorenzo y Emma (Frank Matano y Cristiana Capotondi), dos padres en crisis a causa de un hijo que parece haberse quedado mudo y sus dos hermanos gemelos, que están fuera de control. Un gorila observa a la extraña familia con sus ojos sabios y brillantes; Claudio Biso pone voz a las reflexiones del gorila. Emma quiere que Lorenzo acceda a divorciarse de ella para poder casarse con Alfonso (Francesco Scianna), pero Lorenzo gana algo de tiempo al vencer en un juicio contra un zoológico, intentando recuperar a su familia. El tribunal le nombra tutor del gorila, y se lo lleva a casa. Su entrometido vecino, Jimmy (Lillo Petrolo), le ayudará a cuidar de la bestia en su apartamento, que no tarda en convertirse en una jungla; también le ayudará Concita (Diana Del Bufalo), una alocada peluquera que comparte su establecimiento con el abogado, que está sin blanca.

Luca Miniero —director de varias comedias muy taquilleras, tanto en colaboración con Paolo Genovese como de forma independiente (incluyendo Sono tornato [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, estrenada en febrero de 2018)— dice haberse inspirado, junto con las coguionistas Giulia Gianni y Gina Neri, en una resolución de un juez estadounidense que reconoció a un gorila como "persona no humana". Y de hecho, en la película, el gorila filosofa que "no es que el ser humano descienda del mono, sino que los monos descienden del ser humano". Además de sus reflexiones en torno a la vida familiar y su empatía hacia los animales y su valor terapéutico, la película (producida por Wildside junto con Warner Bros. Italia) se apoya en la simpatía de Frank Matano, un youtuber y celebridad televisiva que participará como juez en la versión italiana de Got Talent por cuarto año consecutivo.Y hay algo de lo que podemos estar seguros: el actor se vistió de gorila para el rodaje, por lo que probablemente ningún animal resultó herido.

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.