email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BLACK NIGHTS 2018 Competición Películas Estonias

Crítica: Portugal

por 

- A pesar de estar muy bien rodada, la ópera prima de Lauri Lagle no es capaz de decidir lo que quiere ser cuando crezca

Crítica: Portugal

Portugal [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, escrita y dirigida por Lauri Lagle, fue la cinta ganadora del premio First Look durante el pasado Festival de Locarno, donde también recibió un apoyo a la coproducción gracias a su “original visión sobre la vida contemporánea en Estonia”. Sin embargo, algo parece haberse perdido en el camino, ya que esta historia sobre un matrimonio al borde de una crisis vital se vuelve tan intrincada que casi refleja el creciente estado de confusión de sus personajes, Karina (una resplandeciente Mirtel Pohla) y Martin (Margus Prangel).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

Esto se debe en parte a que Lagle no consigue decidir cuál es el objetivo principal de la cinta, optando alegremente por probar todo lo que se le ocurre en su primer largometraje, proyectado como parte de la Competición de Películas Estonias en el Festival Black Nights de Tallin. Cuando Katrina se embarca en una aventura en solitario la cinta pasa de ser un drama matrimonial, lleno de momentos  embarazosos y acusaciones mutuas, a una versión menos atractiva de Come, reza, ama, pero sin demasiado amor y con comida enlatada.

El comportamiento de los protagonistas resulta difícil de entender, más allá de una crisis vital relacionada con la edad, por lo que también nos cuesta mucho empatizar con su dolor. “A veces siento que la vida se me escapa,” admite Karina en cierto momento, mientras trata de encontrar consuelo en el alcohol y monta un espectáculo en el lugar de trabajo de su marido, sospechando que le es infiel. Por otra parte, a Martin no le va mucho mejor, como podemos comprobar cuando se queda mirando a hombres más jóvenes en el gimnasio, claramente celoso.

Parafraseando cierto título de Pedro Almodóvar, Portugal podría llamarse Gente al borde de un ataque de nervios, ya que todo el mundo está a medio camino. Abrumados por numerosos problemas, no siempre bien explicados, los personajes se sienten tan solos que la única solución que encuentran es comentarlo con extraños. De esta forma, una reunión oficial sobre cómo encontrar pornografía en los ordenadores de la empresa se convierte en una reflexión sobre la decisión de divorciarse a los 50, y cuando esta termina con un piano cayendo sobre el coche de alguien todo parece extrañamente apropiado.

Dicho esto, también hay algunos momentos muy bien ejecutados, tan íntimos que son casi incómodos de ver, normalmente involucrando a la pareja protagonista, expuesta y vulnerable, contando canas y observando los cambios en sus cuerpos. Aunque si algo destaca por encima de todo es el increíble trabajo de Erik Põllumaa, quien, después de cintas como The Manslayer / The Virgin / The Shadow [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Rea Lest
ficha de la película
]
 (filmada con Ivar Taim), se está convirtiendo rápidamente en uno de los directores de fotografía más talentosos de Estonia. Magníficamente filmada, con un resplandor que parece iluminar toda la sala y subir la temperatura al menos un par de grados, Portugal es realmente una maravilla a nivel visual. Pero a pesar de toda su belleza, también requiere paciencia.

Escrita por Lauri Lagle, Portugal es una producción de Tiina Savi e Ivo Felt, de la compañía estonia Allfilm.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy