email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

TRIBECA 2018

Crítica: Smuggling Hendrix

por 

- El debutante chipriota Marios Piperides explora la polémica que sigue marcando la actualidad de su país de manera cómica y absurda con la intención de derribar fronteras

Crítica: Smuggling Hendrix
Adam Bousdoukos (izquierda) en Smuggling Hendrix

Después de acumular una experiencia considerable como productor y propietario de AMP Filmworks, el guionista y director chipriota Marios Piperides dirigió dos cortometrajes y un documental titulado The Last Remaining Seats (2011). Su anterior trabajo se vio afectado y directamente influido por la división que sigue atravesando Chipre desde la invasión turca de la isla en 1974. El primer largometraje de Piperides, Smuggling Hendrix [+lee también:
tráiler
entrevista: Marios Piperides
ficha del filme
]
, con el que vuelve a abordar esa temática, participa en la competición narrativa internacional del 17º festival de cine de Tribeca.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Chipre atraviesa su crisis financiera; Yiannis (Adam Bousdoukos), atraviesa su crisis personal. Está arruinado, su carrera como músico se desvanece, un tiburón crediticio lo persigue y no es capaz de olvidarse de su ex, Kika (Vicky Papadopoulou), de cuyo perro, Jimi, aún cuida. Todos sus problemas habrán de resolverse en tres días, cuando Yiannis abandone Nicosia y se mude a los Países Bajos. Sus planes cambiarán de manera abrupta durante un paseo callejero con Jimi: el perro se escapa y cruza a la parte de la ciudad “de ocupación turca”. En su intento por llevarlo de vuelta a casa, Yiannis se las verá con lo absurdo de las leyes diplomáticas y la regulación de la UE: no puede “importar” a su perro de un país no europeo al lado “griego”. Toda una serie de acontecimientos inesperados se sucederán desde entonces. Yiannis pedirá, a su pesar, ayuda a Hasan (Fatih Al), un colono turco de la parte norte que sueña, igual que Yiannis, con una nueva vida.

Smuggling Hendrix es una historia sencilla pero simbólica que, con la premisa de la pérdida del perro, intenta desmontar a través de su historia y sus emociones los parámetros mentales más arraigados en la mente de los chipriotas en general y de los de Nicosia, la última capital dividida en dos del mundo, en particular, puesto que “no olvidan”. Piperides, asimismo coproductor y autor del guion (basado en hechos reales) decide jugar con el eterno conflicto que lleva 44 años dejando sin solución a su tierra natal. El director crea su propia zona franca, mucho más cómoda que la que impone la ONU, exponiendo lo absurdo de la paranoia diplomática entre las dos comunidades, que inevitablemente se parecen más de lo que difieren.

Para entender a tu “enemigo” vecino, primero has de enfrentarte a tu propia identidad y sentir el suelo común que te conecta con el otro “lado”. Con Yiannis, interpretado por uno de los colaboradores habituales de Fatih Akin, yendo y viniendo de la zona “libre/griega” a los territorios “ocupados/turcos”, Piperides sugiere con un enfoque ligero y cómico que esas dos comunidades, teóricamente hostiles entre sí, tienen mucho más en común de lo que piensan. Para resaltar el efecto de limbo de su historia, va un paso más allá al permitir que Hasan, un colono de la Turquía continental, estreche el vínculo con su protagonista. Los colonos no tienen derechos reales en la isla y los chipriotas tanto griegos como turcos desaprueban su presencia casi con la misma intensidad. Puesto que, en teoría, no existen, he aquí una rara ocasión para perfilar su presencia.

Smuggling Hendrix es una coproducción chipriota-germano-griega a cargo de Marios Piperides, Janine Teerling (AMP Filmworks), Thanassis Karathanos y Martin Hampel (Pallas Film), con Costas LambropoulosGiorgos Kyriakos (Viewmaster Films), ZDF/Arte y ERT. La cinta contó con los apoyos del ministerio de educación y cultura de Chipre, el Mitteldeutsche Medienförderung, el Greek Film Centre y Eurimages. La alemana The Match Factory gestiona sus ventas internacionales.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.