email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS España

Yo, también, o la normalidad de ser distintos

por 

Yo, también, o la normalidad de ser distintos

Daniel tiene 34 años, vive en Sevilla, tiene una licenciatura universitaria y Síndrome de Down. Acaba de incorporarse a su nuevo trabajo, en un departamento del ministerio dedicado a personas con minusvalías. Daniel se enamora de su compañera de trabajo Laura, que ha huido de su Madrid natal, de su padre y de sí misma. “Ninguna mujer con 46 cromosomas se va a enamorar de ti”, advierte de modo pragmático su hermano. Pero él no ceja en su empeño: “Somos personas como los demás, somos hombres y mujeres”.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

Con Yo, también [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, presentada en competición en el Festival de Cine Europeo de Lecce, Alvaro Pastor y Antonio Naharro muestran con ternura y humor los convulsos esfuerzos de una persona con Síndrome de Down de vivir una vida normal, la infelicidad y la frustración que con frecuencia derivan de ello, cuando la falta de comprensión llega de su misma familia.

Pero Daniel, interpretado por un excepcional Pablo Pineda, que dona miles de matices a su cara de niño con arrugas, es uno de los que lo ha conseguido. Es inteligente, ha estudiado y puede conquistar el corazón de una mujer “normal” (Lola Dueñas, que ha ganado un premio Goya por esta fantástica interpretación), hacerse con una noche de amor, puede en definitiva conseguir la felicidad a través de las necesidades sentimentales y sexuales de todo el mundo, también de quien tiene un cromosoma más.

Olvidémonos de los Yo soy Sam y Rain Man del cine estadounidense, aquí nos encontramos con los sueños eróticos de un pequeño hombre con la suficiente caradura para hacer reír a su Laura fingiendo ser retrasado mental ante un pareja de desconocidos. O que usa un plátano para explicar a dos jóvenes con Síndrome de Down cómo hacer el amor con preservativo.

Los dos directores logran aumentar gradualmente la tensión emotiva de la película y tan sólo el viaje a Madrid para detallar los problemas familiares de Laura ralentiza un poco el tramo final de una cinta que seguramente se merece una mayor visibilidad internacional.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy