email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SAN SEBASTIÁN 2021 Competición

Tea Lindeburg • Directora de As In Heaven

"Hay aún 300.000 mujeres que se mueren en el parto cada año"

por 

- Hemos entrevistado a la directora danesa para hablar de su sensacional primera película, de los partos y de las relaciones entre madres e hijas

Tea Lindeburg  • Directora de As In Heaven
(© SSIFF/Álex Abril)

La primera película de la directora danesa Tea Lindeburg, As In Heaven [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Tea Lindeburg
ficha de la película
]
, se ha proyectado en competición en el Festival de Cine de San Sebastián, donde hemos hablado con ella de su sensacional ópera prima, su parto y las relaciones entre madres e hijas.

As In Heaven es una adaptación de la novela de Marie Bregendahl de 1912, que fue traducida como “A Night of Death” en 1931. Es la historia de una chica de 14 años que vive en una granja a finales del siglo XIX. Va a ser la primera niña de la familia en recibir educación, pero su madre tiene un parto complicado, que amenaza con arruinar sus esperanzas y sueños sobre el futuro.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Fue difícil grabar la película durante el COVID?
Tea Lindeburg: Lo más difícil fue la hora del día. El tiempo es un factor importante en la película. Dependíamos de grabar en el momento exacto del día para que en la película se pudiera ver cómo cambiaba el cielo a lo largo del día. No podía haber lluvia o cambios bruscos de tiempo o de luz. 

¿No es esa la magia del cine?
Sí. Exacto. Pero también hay niños en la película, y ellos no pueden grabar a todas horas.

¿Dónde estabas cuando leíste el libro por primera vez?
Estaba en una casa en Suecia. Acababa de dar a luz a mi hijo. Es un libro que siempre ha estado en la biblioteca de mi madre. Se llama “Night of Death” en danés, y siempre me sentí atraída por ese título. Por alguna razón, tenemos esta casa en Suecia, mi esposo es músico, su grupo tiene una casa al estilo Pippi Calzaslargas, estuvimos allí con unos amigos un par de semanas antes del nacimiento de mi hijo, y hay muchos libros viejos de mi madre. Lo cogí de la estantería y empecé a leerlo. Pensé “esto es una locura”, pero me sumergí por completo en su mundo. 

El énfasis en el parto y en la relación madre-hija se ha trasladado muy bien a la pantalla. ¿Fue importante para comprender los temas que trata el libro?
Por supuesto, el tema de la madre poniéndose de parto y lo peligroso que era hace no mucho tiempo. Es un libro semiautobiográfico, pero la autora perdió a su madre de una forma parecida. Me sentí muy afortunada de vivir en la actualidad y en esta parte del mundo. Cuando damos a luz, la muerte no es algo que pase por nuestra mente: no pensamos “puedo morir”, sino “¿cuántas drogas debería tomar?” Se ha convertido más bien en un menú. Pero luego lo analizas, y te das cuenta de que no es igual para todas las mujeres. Todavía mueren 300.000 mujeres al año en el parto. Yo no pensé en eso cuando leía el libro. Me interesaba tener el parto como marco y como argumento, de alguna manera. Es un argumento pequeño, pero gran parte del argumento está en la cabeza de la protagonista. También me interesaba esa niña y cómo pasa ese día entre esperanzas, sueños, miedos, baja autoestima, culpabilidad y relaciones.

La película muestra a las madres transmitiendo sus fortalezas a sus hijas y siendo esenciales en la vida de sus hijos. ¿Cuál es tu fascinación con las madres?
Siempre hay madres en mis películas. Es la primera vez que una madre es benevolente y cariñosa. Suelo trabajar con madres malvadas. Creo que mi madre se alegra de que por fin tenga a una buena madre.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy