email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BIFFF 2021

Stef Lernous • Director de Hotel Poseidon

"Si tuviese que describir Hotel Poseidon, diría que es una película onírica"

por 

- En su primer largometraje, el director belga firma una experiencia cinematográfica alucinatoria y una reflexión sobre la decrepitud y el declive

Stef Lernous • Director de Hotel Poseidon

Hablamos con el director de cine y teatro Stef Lernous, que con Hotel Poseidon [+lee también:
crítica
entrevista: Stef Lernous
ficha de la película
]
, su primer largometraje presentando en el BIFFF, ofrece una experiencia fílmica alucinante, que reflexiona sobre la decrepitud y el declive.

Cineuropa: ¿Por qué quisiste dar el salto al cine con este proyecto en particular?
Stef Lernous: Siempre me han interesado los personajes como Dave, el protagonista de Hotel Poseidon, los marginados. Personajes de películas reales. Pues, aunque estos personajes no están tan alejados de nosotros, cuando se los presenta en el cine, en un tiempo condensado, adquieren una dimensión grotesca. Es el resultado de una fascinación por este tipo de personajes, pero también de una serie imágenes que tenía en la cabeza y que sólo podía transcribir al cine, como el final de la escena de la fiesta, por ejemplo, que hace referencia a las películas de zombis. En cierta forma, estos personajes, escenas y situaciones están mezclados en una especie de sueño del cine.  

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

Lo que aferra la película a la realidad es su reflexión sobre el declive, la decrepitud, la podredumbre… ¿Hablamos de nuestra sociedad?
En efecto, ese era uno de los temas que me interesaban. Como artistas, estamos sometidos, sobre todo cuando recibimos ayudas del estado, a tratar la realidad. Evidentemente, podemos elegir de qué forma tratar la realidad, no estamos obligados a hacer una película política, pero al menos hablamos del mundo. Yo no quiero jugar a los profetas del fin del mundo, soy una persona bastante optimista, pero el mundo cambia e incluso llega al final de algo. Se puede pensar que, en ese momento, agradeceríamos un reinicio. Además, es algo que hemos vuelto a experimentar con el Covid, con este resurgimiento de la naturaleza sobre las actividades humanas… Quizás suene un poco raro, pero yo creo que hay algo de eso en Hotel Poseidon, un poco de esperanza. Pasa en otros lugares, en un universo paralelo, un mundo sucio, degenerado; pero, en el fondo, sentimos que no está tan alejado del nuestro. Es un mundo donde los contactos sociales son pocos, con muy poca empatía. En la película, es casi gracioso, pero en la vida real es otra historia.

¿Podrías contarme más sobre ese Hotel Poseidon, que es un personaje más de la película? ¿Cómo quisiste abordarlo?
Siento pasión por La caída de la casa Usher, de Edgar Allan Poe, donde la casa es un personaje completo. Además, me gustan las casas. Si fuese rico, coleccionaría casas. Era una de mis principales necesidades en el cine. Mi decorador principal hizo un trabajo extraordinario para construir el hotel desde cero. Teníamos una sala de exhibición de un blanco inmaculado y, en menos de un mes, el equipo lo transformó en un entorno increíble, un decorado muy natural, no necesariamente realista pero vivo. De hecho, cuando veo la película sin diseño de sonido ni banda sonora original, parece una comedia. Una vez que se juntan todos los elementos, la tensión cambia por completo. El sonido también hace el género de la película. Cada habitación tiene su propio ruido de fondo, que aumenta la angustia.

¿Cómo describirías el género de la película? ¿En qué películas te inspiraste?
Si tuviera que elegir un género, elegiría el fantástico, pero nos movemos entre varios géneros. Prefiero no etiquetar la película. En todo caso, yo diría que es una película de festival, para un público dispuesto a dejarse sorprender. En cuanto a la inspiración, no son las que suelo nombrar a menudo. Me hablan de cine onírico —o pesadillesco— de Lynch, que es un genio, por supuesto; del universo saturado de Caro & Jeunet en Delicatessen; de Roy Andersson, cuyos personajes suelen ser muy pálidos… Son muy buenas referencias, pero yo me encuentro a mí mismo en las películas de John Waters. Por supuesto, me inspiro en mi trayectoria como cinéfilo, pero, al final, la idea es liberarse del género. Si existiera el género “onírico”, Hotel Poseidon encajaría perfectamente.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy