email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2021 Generation

Yngvild Sve Flikke • Directora de Ninjababy

“Quería contar una historia sobre una joven que tiene el ímpetu sexual que la mayoría de mis amigas tenían con veinte años”

por 

- BERLINALE 2021: En su primer largometraje, la directora noruega habla sobre los clichés sexistas, y triunfa al hacerlo

Yngvild Sve Flikke  • Directora de Ninjababy
(© Lars Olav Dybvig)

En Ninjababy [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Yngvild Sve Flikke
ficha de la película
]
, estrenada este año en la sección Generation 14plus de la Berlinale, cuando Rakel (Kristine Kujath Thorp) descubre que está embarazada, la sorpresa es doble: está de seis meses, por lo que no hay opción de abortar. Antes de tomar ninguna decisión, comienza a dibujar a su “sigiloso bebé ninja”, que resulta ser muy hablador.

Cineuropa: Siempre que veo una película sobre embarazos, cuando la futura madre mira a su bebé a los ojos, parece que todo cambia para siempre. Supongo que Rakel no se creería esto.
Yngvild Sve Flikke:
Quería plantear algunas preguntas sobre la maternidad. ¿Es algo natural para todas o es diferente para cada persona? En la mayor parte de mi trabajo como cineasta, me gusta cuestionar los límites de género. ¿Podemos decir realmente que algo es intrínsecamente "femenino" o "masculino"? No lo creo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Trabajé con Inga Sætre, que escribió la novela gráfica [Fallteknikk] en la que se basa ligeramente la película, y mi primera idea fue mezclar acción real y animación. Es una "animación emotiva", pero también queríamos usarla para la comedia, con dibujos de penes enormes, con la intención de meternos en la piel de Rakel. Luego hice dos temporadas de la serie Home Ground y conocí al guionista Johan Fasting. A él se le ocurrió la idea del "ninjababy" y desarrolló los personajes masculinos. Quería contar una historia sobre una joven que tiene el ímpetu sexual que la mayoría de mis amigas tenían con veinte años. Se acuesta con alguien cuando quiere, es un espíritu libre. Pero cuando te quedas embarazada, tus relaciones con estos hombres cambian. Tanto para ti como para ellos.

La película no critica a la joven. Es cierto que hay tres posibles padres, y su amiga hace una referencia a Mamma Mia!, pero no la juzga.
Tú estás en Polonia, y sé que allí el aborto es un tema problemático, pero no quería que esta película tratara sobre el aborto. No quería darle la opción de decidir. En parte porque para mí es obvio. Tengo dos hijos, pero lucharé hasta la muerte por el derecho a decidir.

Inga y yo queríamos ampliar el espectro con el que se muestra a las mujeres en el cine. Por eso era importante no hacer que se sintiera avergonzada ni que tuviese dudas. Ella cree que no es lo suficientemente buena para ser madre, pero no se avergüenza de su forma de vida ni de que su piso sea un desastre. Si no tiene ganas de ducharse, no se ducha. Hablamos mucho sobre la presión que nos ponemos a nosotras mismas, la presión que la sociedad ejerce sobre nosotras. Las niñas deben aprender a no complacer demasiado a los demás. Primero deben complacerse a sí mismas.

Rakel se muestra tan cómoda consigo misma que casi resulta chocante. En las comedias románticas, en el mejor de los casos nos encontramos con lo que Mindy Kaling llama una “patosa”: una mujer atractiva pero torpe, “como un búfalo borracho que nunca ha formado parte de la sociedad humana”.
En mi película anterior, mostraba a tres mujeres: una veinteañera, otra en la treintena y una tercera de sesenta años. Conecté de verdad con la mayor, porque ya no le importaba lo que pensaran los demás. Necesitamos esa actitud cuando somos más jóvenes, ¡así que no te arrepientas de tus errores! Quiero decir, vas a arrepentirte, pero no es necesario demostrarlo. Rakel no es torpe ni ingenua. No sabe lo que quiere hacer con su vida, pero quiere que la gente la valore por lo que hace, no por su apariencia (y Kristine es maravillosa, a pesar del cabello grasiento de Rakel). Eso es lo que trato de enseñarles a mis hijos, pero no siempre funciona. En esa etapa, todo gira en torno a la apariencia [risas].

Algunas de sus conversaciones con el “bebé ninja” son bastante brutales, incluso vulgares. ¿Cómo de lejos querías llegar?
Kristine dice que después de hacer esta película empezó a maldecir mucho más. Cuando Rakel se siente atrapada, se vuelve agresiva y pelea. “Vulgar” es otro adjetivo que creo que se les niega a las mujeres. Si yo digo algo vulgar, la gente reacciona, pero cuando lo hace un hombre está bien. Sin embargo, cuando las chicas están solas, pueden ser honestas y directas. Rakel dice cosas descabelladas, como que todos los niños de 12 años deberían hacerse una vasectomía. Cuando tienes una buena amiga, puedes decir esas cosas en voz alta.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy