email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

España

Miguel Morales • Distribuidor, Wanda Visión

“Creo que la gente volverá poco a poco a las salas”

por 

- Hemos hablado con Miguel Morales sobre la distribución de cine en España y la estrategia de su compañía Wanda Visión

Miguel Morales  • Distribuidor, Wanda Visión

Hemos entrevistado a Miguel Morales, director de Wanda Visión, para hablar de las particularidades de la distribución de cine independiente en España. Debido al enfoque descentralizado adoptado por el gobierno a la hora de gestionar la pandemia de Covid-19, los distribuidores españoles deben mantenerse al día con respecto a las restricciones que afectan a los cines en las distintas comunidades, provocando que sea muy difícil planear y promover sus estrenos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Qué tipo de películas conforman el catálogo de Wanda Visión? ¿Cuáles son vuestras líneas de trabajo?
Miguel Morales: Cuando empezamos a distribuir en el año 1992, algunas de nuestras primeras películas fueron la trilogía Tres Colores de Krzysztof Kieślowski y Orlando (Sally Potter, 1992). Durante todos estos años hemos seguido una línea similar. Nuestro sello se centra principalmente en la distribución de cine europeo y latinoamericano. Hemos establecido buenas relaciones con algunos directores a los que seguimos, como el propio Kieślowski, los hermanos Dardenne o el español Jaime Rosales, al que también hemos producido alguna película. También llevamos varios años produciendo y distribuyendo documentales de naturaleza. Esas son básicamente nuestras dos líneas de trabajo, que hemos estado compatibilizando casi desde el principio. En el pasado también hemos tocado el mundo de la exhibición, pero de una forma muy tangencial. Fuimos socios de algunas salas de cine en Bilbao, Santander y Argentina, pero ya no siguen activas, y hemos sido socios de la plataforma Filmin desde su creación.

¿Cuáles dirías que son las particularidades y desafíos del mercado español para la distribución de cine independiente?
Uno de los principales problemas del mercado español es que el 75-80% de la facturación en cines la hacen las majors, por lo que el mercado de la distribución independiente es muy pequeño. El resto de los distribuidores, cerca de 30-40 compañías, tenemos problemas para acceder a las pantallas. Normalmente no tenemos confirmaciones hasta la última semana, por lo que es muy difícil promocionar adecuadamente las películas. Este año ha sido especialmente difícil, como en todas partes, con el cierre de los cines y las limitaciones de horario. Otro desafío del mercado español, pero creo que también es común a otros territorios europeos, es que el cine independiente, incluso el español, están funcionando en general cada vez peor en las salas de cine. Durante los últimos años ha subido la recaudación en España, pero cada vez está más concentrada en menos títulos.

Por otra parte, en España tenemos el problema del doblaje. En el momento en que quieres salir con más de 10 o 15 copias en salas tienes que doblar, porque si no no tienes acceso a una parte importante del público. Es una losa que tenemos, que significa más coste y más trabajo. Nosotros siempre intentamos que la versión original llegue al mayor número de sitios posibles, pero normalmente es menos del 10% de las pantallas.

¿Cómo ves tu trabajo como distribuidor de cine? ¿Cuál crees que es el valor añadido?
Creo que nuestro principal trabajo, nuestra fuerza, es dar a conocer las películas y conseguir que lleguen al público. Hoy en día tenemos una saturación de producto audiovisual, con un montón de títulos y estrenos, por lo que el trabajo de los distribuidores es básico para que el público acceda a las películas independientes. Es necesario llegar a ellos a través de la promoción, de la publicidad, hacerles saber que existen estas películas y que están a su disposición. Por lo general se trata de un trabajo “invisible”, ya que la mayoría del público no suele conocer las distribuidoras que hay detrás de las películas. No obstante, los que nos conocen saben que cuando ven una película de Wanda Visión eso implica una cierta calidad.

¿Puedes darnos algún ejemplo de una campaña de promoción exitosa de la que estés orgulloso? ¿Cuál fue el ingrediente secreto?
Cada película es distinta. Siempre que tenemos un título nuevo, lo primero que hacemos es identificar bien el público objetivo. En función de eso trabajamos en la campaña, los materiales de promoción, la línea de comunicación y hasta el doblaje. Siempre tenemos una base trabajando con cine independiente, pero a cada obra hay que darle un tratamiento especial. Estamos muy contentos por cómo funcionó hace unos años La Gran Belleza [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Paolo Sorrentino
ficha del filme
]
(Paolo Sorrentino, 2013). Es un título que compramos en Cannes, y estuvimos esperando al otoño para presentarla en festivales. La fama de la película fue creciendo, a medida que obtenía nominaciones y premios, posicionándose y convirtiéndose para muchos en una película de culto. Otra cinta de la que estamos especialmente orgullosos es Bienvenidos al Norte [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
(Dany Boon, 2008). Es una comedia que generaba muchas dudas entre los distribuidores, porque era una obra muy local y difícil de adaptar. En ese caso trabajamos mucho en el doblaje, introduciendo palabras y expresiones propias, porque era una adaptación de un dialecto que tienen en el norte de Francia. También trabajamos mucho la promoción y finalmente la película funcionó especialmente bien en España.

¿Cuál es habitualmente el reparto de ingresos entre las distintas ventanas para vuestras películas?
Actualmente, para una película europea, aproximadamente el 50% de los ingresos vienen de las salas de cine, un 5% de DVD y VOD, y el 45% restante de las televisiones. En cuanto a las tendencias del mercado, el DVD solía ser una parte importante de nuestros ingresos, y ahora es prácticamente inexistente. También hemos notado una disminución general en salas. Hace 10 años, una película europea independiente con cierto éxito podía alcanzar los 200 mil espectadores, ahora están haciendo alrededor de 80 mil. Ha bajado mucho la asistencia en salas para nuestro tipo de cine.

¿Cuál es la situación actual y cómo está afectando a vuestro trabajo y calendario de estrenos?
En España, las restricciones con respecto a las salas de exhibición dependen de las comunidades autónomas, por lo que es un auténtico galimatías. Es complejísimo, porque cada comunidad tiene sus propias normas. Y luego está el tema de los aforos, que va desde el 30 hasta el 65% en distintas salas. Intentar programar un estreno se convierte en una auténtica locura. Aún así, nosotros hemos seguido estrenando desde la reapertura general de las salas el pasado mes de junio. En estos meses hemos estrenado tres películas: Courtroom 3H [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Antonio Méndez Esparza
ficha del filme
]
(Antonio Méndez Esparza, 2020), Dehesa, el bosque del lince ibérico [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
(Joaquín Gutiérrez Acha, 2020), La Voz Humana (Pedro Almodóvar, 2020) y en diciembre hemos estrenado Martin Eden [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Pietro Marcello
ficha del filme
]
(Pietro Marcello, 2019). Con todo, estamos casi un 70% por debajo de lo que facturamos el año pasado. También tenemos tres estrenos previstos para principios de 2021: Supernova [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Harry Macqueen
ficha del filme
]
(Harry McQueen, 2020), La Daronne [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
(Jean-Paul Salomé, 2020) y The Velvet Queen (Marie Amiguel, 2020).

¿En todo este tiempo, habéis recibido algún tipo de ayuda especial para vuestro sector?
Hemos tenido las ayudas habituales a distribución, tanto de MEDIA como del ICAA, pero nada más. Las únicas medidas generales para las empresas fueron los ERTE, pero no todos los distribuidores se acogieron a ellas. Por lo demás, no ha habido ninguna línea ni trato especial este año. Esperamos que en MEDIA cambien el sistema de valoración para el apoyo Automático del próximo año, porque los ingresos que hemos tenido en 2020 han sido ridículos. A nivel estatal, han creado nuevas líneas de apoyo a la exhibición, que aún no existían, pero en cuanto a distribución no ha habido nada.

Para terminar, ¿cómo empezaste trabajando en distribución y cómo ves el futuro?
Yo trabajaba como economista en el mercado financiero. Cuando mi hermano decidió empezar una empresa de distribución de cine, necesitaba a una persona para encargarse de la parte económica, entonces decidí sumarme. Desde entonces aquí estamos. En todos estos años hemos tenido altibajos y el mercado ha cambiado mucho, pero nunca habíamos vivido una situación como esta. Yo creo que pasará, y la gente volverá poco a poco a las salas. Lo que tenemos que hacer es trabajar para recuperar al público y conseguir que vuelvan al cine a ver películas independientes.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy