email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SEVILLA 2020

Alfonso Zarauza • Director de Ons

“La isla tiene tanta fuerza que se nutre de los personajes de la película”

por 

- Hablamos con el realizador gallego Alfonso Zarauza tras la presentación de Ons, su última película, en la sección Historias Extraordinarias del Festival de Sevilla

Alfonso Zarauza • Director de Ons

Alfonso Zarauza (Santiago de Compostela, 1973), lleva más de veinticinco años trabajando en el sector audiovisual gallego. Seis años después de Los fenómenos [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Alfonso Zarauza
ficha del filme
]
, su anterior película, vuelve con Ons [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Alfonso Zarauza
ficha del filme
]
, un trabajo de madurez que tuvo su estreno mundial en el Festival de Sevilla, que clausurará el festival Cineuropa de su ciudad natal, y se estrenará en salas españolas de la mano de BTeam el 18 de diciembre.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: La isla es omnipresente en la película, lo es hasta en el título, ¿fue desde el principio parte fundamental de la historia?
Alfonso Zarauza: Cuando empecé a escribir el guion con Jaione Camborda, hicimos unos diez borradores; en el primero no teníamos claro el espacio, buscábamos un lugar aislado e íbamos a sitios alejados en Galicia. Pero en realidad en Galicia no hay ningún sitio aislado del todo, siempre hay una ciudad o una autovía cerca. Hasta que se me ocurrió la idea de una isla y me vino Ons a la cabeza. A partir de ahí todo empezó a cobrar sentido, todo cogió la verdadera entidad que tenía que tener. Las otras nueve versiones de guion fueron con la isla con protagonista, y esta fue cogiendo más protagonismo hasta casi arrancarle el protagonismo a los personajes. La isla tiene tanta fuerza que se nutre de los personajes de la película.

Empezamos viendo una historia sobre una pareja en crisis que pronto deriva en algo más complejo y misterioso, ¿cómo fue el proceso que llevó a tener este resultado final?
Jaione y yo nos pasamos tres meses hablando sobre qué queríamos escribir antes de empezar a hacerlo. Al final yo llegué a la conclusión de que lo que me interesaba era hablar de aquello que decían los existencialistas de que la esencia de toda realidad es la escasez. Empecé a pensar en que el tema de la película era la escasez de amor, pero no solo en su vertiente más romántica y tópica, sino algo más amplio que abarca cosas como la seguridad emocional, el instinto maternal o el deseo sexual. Y a partir de ahí llegó la idea de la isla y nos fue llevando por derroteros inesperados que nos fue dando el propio lugar.

¿Cómo elegiste a los actores adecuados para encarnar tus personajes?
En el cine de autor está de moda trabajar con actores no profesionales, y a mí es algo que me gusta mucho, me encanta lo que hacen Oliver Laxe o Bruno Dumont, por ejemplo. Los no profesionales te dan mucho de verdad a través de lo físico y eso es muy poderoso. Pero a mí lo que me interesa de los actores es que pueden hacer indagaciones emocionales mucho más profundas, más locas incluso. Por ejemplo, los personajes de Melania Cruz y Antonio Durán “Morris” crecieron muchísimo con lo que ellos le dieron. De hecho Melania entró en una especie de pequeña depresión durante un tiempo, se recuperó muy pronto pero a mí me dejó preocupado. La isla en sí absorbe mucho. Yo tengo la ventaja de conocer mucho a todos estos actores “fundamentales” que hay en Galicia y eso ayudó para dar con un reparto muy entregado que se adaptó a un plan de rodaje nada sencillo.

La película juega a nunca revelarle al espectador todo lo que saben los personajes, ¿dificultó eso el trabajo con el reparto?
Con muchos personajes teníamos que medir la información que le dábamos al espectador y la que le ocultábamos, pero los actores necesitaban tener todos los datos para poder administrarlos en su interpretación. Y eso se aprecia en detalles muy sutiles, en los que los actores te dan en pequeñas dosis la información precisa para que el espectador se haga su composición de lugar. Fue complicado para todos, pero finalmente confiaron mucho en mí y en la historia y todo salió bien.

En la película incorporas sutilmente elementos sobre la vida actual de los habitantes reales de la isla, ¿por qué decides introducir estas pinceladas de realidad?
Durante el rodaje en la isla la gente de allí estaba inmersa en su lucha por la propiedad de las viviendas y sus derechos sobre la isla. Nada de esto estaba en el guion pero nos pareció interesante incluirlo una vez que vimos la importancia de la lucha. Me parece bonito que quede como una especie de reseña histórica de lo que estaba pasando en Ons en ese momento. Intenté que toda la película estuviera calada de verdad: los apellidos de los personajes, los oficios, la gente... todo está nutrido por la verdad de la isla.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy