email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Bélgica / Francia

Véro Cratzborn • Directora de La Forêt de mon père

"Trabajamos duro en la transición de la fantasía al desconcierto, y después a la locura"

por 

- Hemos entrevistado a la directora belga Véro Cratzborn, cuyo primer largometraje La Forêt de mon père se estrena en Francia y Bélgica en esta primera mitad de julio

Véro Cratzborn  • Directora de La Forêt de mon père

Hablamos con la directora belga Véro Craztborn, cuyo primer largometraje, La Forêt de mon père [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Véro Cratzborn
ficha del filme
]
, es un retrato sensible y singular de una chica que abandona poco a poco la infancia para tomar conciencia de la enfermedad de su padre. La película se estrena en Francia y en Bélgica a principios de julio. 

Cineuropa: Vemos la historia a través de los ojos de Gina. ¿Quién es?
Véro Craztborn: Conocemos a Gina en el seno de su familia y, rápidamente, este personaje singular se suelta y se emancipa. Yo construyo mis personajes con muchas referencias pictóricas en la cabeza, principalmente de Nan Golding. Me inspiré en fotos, gestos, sensaciones y cualidades de movimiento. Gina representaba para mí el distanciamiento a través de la mirada y un cuerpo anclado al suelo. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Trabajamos con los actores en un laboratorio. Conocí a Léonie Souchaud dos años antes del rodaje, y pudimos trabajar regularmente con ella en un laboratorio de interpretación, con una entrenadora de movimiento.  

También trabajo mucho con colores. Carole, el personaje de Ludivine Sagnier, representaba los colores primarios, mientras que los colores de Jimmy y Gina eran bastante parecidos, relacionados con el bosque. Mis asociaciones de ideas pueden parecer extrañas, pero me ayudan a crear universos y personajes.

En la película, Gina está en plena transición: deja la infancia y se descubre como mujer.
Gina está en la resistencia. Yo la veo parecida a Ree Dolly de Winter’s Bone: se resiste a la pérdida de sus referencias, de su mundo, y al mismo tiempo, el final está muy abierto. A mí también me gustó trabajar en el aquí y el ahora de la película, dejarme inspirar por mis colaboradores y las casualidades del rodaje. Por ejemplo, nos perdimos en el bosque.

Háblanos del papel del bosque.
Mi primera imagen del bosque es el dosel forestal, el mar de árboles, el horizonte. En el bosque, no hay ningún camino recto y eso se corresponde con la reflexión sobre la norma. La naturaleza nos apoya, aunque seamos frágiles, como Jimmy, el padre. Por supuesto, también hay algo sobre la historia, sobre el límite. El bosque se multiplica. Es un lugar tranquilizador, un refugio, y al mismo tiempo, puede volverse inquietante. Además, queríamos un bosque mágico y grabamos con la noche americana. El bosque vuelve a ser real al final.

Tuvimos muchas limitaciones de presupuesto, pero también porque grabábamos con niños. Godard dijo que en el cine no haces lo que quieres, haces con lo que tienes, pero esas limitaciones pueden ser muy creativas. Nos preguntábamos cómo grabar la noche, y la noche americana enriqueció mucho la historia, sobre todo el desfase con la realidad. 

¿Podrías contarnos algo sobre el personaje de Jimmy, sobre su trayectoria?
Esta película habla de problemas psíquicos. Sin ser un documental, se sitúa del lado de la fenomenología, de la experiencia. La experiencia de una adolescente, ya que el personaje de Jimmy es visto a través de la mirada de Gina. Es muy especial y trabajamos el cambio, la transición de la fantasía a la extrañeza, y después a la locura. Disolver el cuerpo y el trabajo sobre gestos y movimientos fue muy importante. No me gustaban las representaciones de la locura en el cine. Buscábamos otra cosa en la experiencia sensorial. Esa extrañeza es parte de la pérdida de referentes. Al principio, Jimmy es divertido, nos parece que lo que dice son suposiciones. Alban ha hecho un gran trabajo de organicidad.

Pero también es una película que habla de los niños olvidados de padres psicóticos. El delirio no es sólo una locura, es también una especie de resistencia a la sociedad. Los delirios de Jimmy también lo protegen, aunque vaya demasiado lejos. 

¿Cómo elegiste a tus actores?
A mí me gustan mucho las películas de cuerpo, las películas muy coreográficas como las de John Woo, las escenas de combate. Alban Lenoir, que interpreta a Jimmy, tiene un dominio impresionante del cuerpo. Yo le mostré una foto de Gena Rowlands, donde ella llora de un ojo, ¡y él hizo lo mismo! Me sorprendió mucho. A Ludivine Sagnier, la conocí en el CNC. Léonie Souchaud hizo un casting dos años antes del rodaje. Lo que me conmovió de ella fue su sentido de la contención, de la moderación. ¡Y una cercanía a la naturaleza parecida a la mía!

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy