email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VISIONS DU RÉEL 2020

Daniel Hoesl y Julia Niemann • Co-directores de Davos

"No existe el diálogo entre el público y los líderes mundiales"

por 

- Hemos hablado con los directores austriacos Daniel Hoesl y Julia Niemann sobre su último documental, Davos, que echa un vistazo al día a día de la gente que vive en el famoso pueblo suizo

Daniel Hoesl y Julia Niemann  • Co-directores de Davos
Julia Niemann y Daniel Hoesl en el Foro Económico Mundial

Hemos hablado con los realizadores austriacos Daniel Hoesl y Julia Niemann sobre su última película, Davos [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Daniel Hoesl y Julia Niemann
ficha del filme
]
, que ha tenido su estreno mundial durante la última edición online de Visions du Réel. El documental se centra en la vida cotidiana de la gente que vive en esta ciudad suiza, donde se celebra el famoso Foro Económico Mundial (FEM).

Cineuropa: ¿Por qué decidisteis hacer esta película?
Daniel Hoesl:
Al igual que en mis trabajos anteriores, me interesaba explorar el valor del dinero y las divisiones sociales, así que viajé a Davos en 2017 durante el Foro Económico Mundial. Pensaba que la ciudad era simplemente un lujoso resort de esquí, pero resultó tener muchas otras cualidades. Así nació la idea de hacer una película sobre Davos. Alquilamos un apartamento durante 14 meses para filmar cómo es la vida de la ciudad entre dos ediciones del FEM. Queríamos retratar a la sociedad de Davos como una metáfora de todos nosotros, en contraste con las conversaciones que tienen lugar en el FEM.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La mayoría de la gente solo piensa en Davos en el contexto del Foro Económico Mundial.
D.H.:
Cuando la gente habla de "Davos" se refieren al FEM, que en realidad se encuentra en Ginebra. En Davos solo se celebra la reunión anual. Son cuatro días al año, pero ha generado la imagen de que este lugar es un lujoso punto de encuentro para los líderes mundiales. Se trata de la misma paradoja que ocurre con la globalización, el capitalismo y la gente común. Si el impacto del capitalismo y la globalización solo me afectara durante cuatro días al año, supongo que no me preocuparía tanto, ya que todas las demás cosas serían más importantes. Esta es la paradoja del FEM. Se trata de un foro sobre economía, no sobre mejorar el mundo o la vida de las personas. El foro es como la Navidad para los creyentes, en el sentido de que el capitalismo es una religión.

¿Cómo vive la gente de Davos? En la película vemos a una familia de granjeros con problemas económicos. ¿Qué piensan del FEM?
D.H.:
Esta familia tuvo que renunciar a su granja por culpa del precio de la leche, que es una consecuencia de la globalización. Su granja tiene 500 años, pero ya no vale la pena mantenerla.

J.N.: La cuestión es que la mayoría de la gente en Davos se beneficia de la situación. Alquilan sus tiendas y apartamentos durante cuatro días y ganan suficiente dinero como para vivir todo el año. Por eso quieren que el FEM se celebre allí. No obstante, algunos lo ven de una forma diferente en términos ideológicos.

D.H.: Algunos de los punks anarquistas a los que filmamos trabajan para el FEM durante los preparativos y la celebración del foro. Lo odian, pero tienen que hacerlo. Esto dice mucho sobre nuestros dilemas contemporáneos. Nosotros no estamos por encima de esto, solo queríamos representar lo que vemos, y lo que vemos es que nuestra sociedad es muy contradictoria.

¿Hasta qué punto tuvisteis acceso al FEM?
J.N.:
Fue muy difícil acceder al foro. El FEM está acostumbrado a trabajar con la prensa, que tiene turnos de diez minutos para filmar. Nosotros queríamos pasar un tiempo allí y grabar todo lo que hay detrás, pero solo conseguimos estos permisos de diez minutos. Tuvimos que negociar todos los días para entrar.

D.H.: Nos trataron como a cualquier otro equipo de televisión. En el segundo año, para el FEM 2019, después de haber filmado allí en 2018, ya no tuvimos contacto personal con ellos. Solo estuvimos en contacto con su equipo de prensa. El FEM es tan solo un aspecto de nuestra película, y no queríamos darle prioridad. El hecho de tener acceso restringido es también una metáfora del capitalismo y sus líderes en general. Obtenemos información de los medios, pero los mensajes que se difunden están controlados.

¿Creéis que el FEM es sincero en su objetivo de hacer del mundo un lugar mejor y promover la importancia del diálogo?
D.H.:
No existe el diálogo real entre el público y los líderes mundiales, ese es precisamente uno de los puntos cruciales de nuestra película. Un diálogo restringido solo a la élite no es suficiente. Eso es lo que yo creo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy