email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

IFFR 2020 Voices Limelight

Anne Paulicevich y Frédéric Fonteyne • Directores de Filles de joie

"Queríamos cuestionarnos el heroísmo femenino"

por 

- Hemos entrevistado a Anne Paulicevich y Frédéric Fonteyne para hablar de su película Filles de joie, seleccionada en el IFFR

Anne Paulicevich y Frédéric Fonteyne • Directores de Filles de joie
Los directores Frédéric Fonteyne y Anne Paulicevich (© Charles Paulicevich)

Después de Tango Libre [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Frédéric Fonteyne
ficha del filme
]
, presentada en Venecia en 2012, Frédéric Fonteyne (dirección) y Anne Paulicevich (guión y dirección artística) vuelven con Filles de joie [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Anne Paulicevich y Frédéri…
ficha del filme
]
, el retrato coral de tres mujeres que llevan una doble vida, y se encuentran unidas por la muerte. La película se ha presentado en la sección Voices Limelight del IFFR.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Cómo surgió el proyecto?
Anne Paulicevich: Creo que surgió de mi deseo de hablar del heroísmo de las mujeres. Acababa de traer una hija al mundo, y reflexionaba sobre lo que significa ser mujer en la sociedad actual. Encontré un artículo sobre las mujeres que llevan una doble vida entre Francia y Bélgica, que se prostituyen, y me impactó saber que son mujeres como tú y como yo, enfermeras, madres de familia… Su solución, para salir de su situación, es prostituirse. Y también es una reacción frente a las leyes de austeridad que afectan a Europa porque las mujeres son las principales afectadas, sobre todo las madres solteras. Esta película también es para todas mis amigas, todas las mujeres que resisten sin importar lo que pase.

Frédéric Fonteyne: En mis películas anteriores, yo ya había reflexionado sobre el heroísmo femenino. Suele ser un heroísmo mucho más invisible. El heroísmo masculino es un tipo que va a hacer explotar la Estrella de la Muerte. El heroísmo femenino es una constelación. Principalmente porque las mujeres tienen muchas vidas pero también porque trabajan juntas. No es casualidad que en la película haya tres heroínas en lugar de una: la ayuda mutua surge de forma natural.

La película también ofrece una mirada diferente sobre la prostitución, una mirada cotidiana.
F. F.: En su momento, me impactó el caso Carlton de Lille por la forma en que se contaba la historia: los medios de comunicación hacían como si las prostitutas no existiesen. El burdel es un lugar del mundo invisible, a donde nadie quiere ir y donde no se deja entrar a nadie. ¿Cómo es la vida en la sala de estar, donde las chicas esperan a los clientes? La impresión que me dieron esas mujeres es que viven la vida de una forma más intensa. Es un trabajo muy duro, una cuestión de supervivencia, pero ellas viven con intensidad, de golpe. Cuando vemos la televisión, tenemos la impresión que la prostitución está por todas partes. En esa sala, encontré algo de verdad. Allí, ellas no mienten.

¿Cómo fue el proceso de creación de la película?
A. P.: Primero, escribí la historia como una ficción, pero me pareció que no era respetuoso hacerlo sin saber lo que es en realidad la prostitución. Fui a un burdel y estuve visitándolo unas 2 o 3 veces por semana durante 9 meses. Fue Dodo la Saumure quien me permitió entrar en ese burdel, y cuando me presentó a las chicas, les dijo: “Anne es guionista, no periodista”. Y las chicas me miraron y dijeron: “¡Pero nosotras también somos guionistas!”. Por extraño que parezca, nunca me había reído tanto como en esa sala, aunque hubo momentos duros e intensos, donde me afectó emocionalmente lo que me contaron (y no me contaron). Una de ellas me dijo: “Espero que esto cambie la visión que la gente tiene de nosotras”.

La elección de las actrices era crucial en estas circunstancias…
F.F.: O hacíamos la película con prostitutas de verdad, algo que era imposible porque la mayoría tiene una doble vida y ocultan lo que hacen, o conseguíamos buenas actrices, que tuviesen creatividad, locura y dignidad para defender a estas mujeres.

También es una película sobre la violencia contra las mujeres, y el guión que escribió Anne las ponía en posiciones muy difíciles. Siempre hay motivos externos que hacen que las mujeres ejerzan esta profesión, están en un callejón sin salida. Necesitábamos grandes actrices, que pudiesen explorar las facetas más extremas de las vidas de estas mujeres. Es un tema interesante y violento.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy