email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SAN SEBASTIÁN 2019 Velódromo

Leticia Dolera • Directora de Vida perfecta

"¿En qué consiste vivir hoy día?"

por 

- Leticia Dolera nos desvela algunas claves de Vida perfecta, por la que obtuvo dos premios en la última edición de Canneseries, que ahora se presenta en el Festival de San Sebastián

Leticia Dolera • Directora de Vida perfecta
(© Lorenzo Pascasio)

Leticia Dolera (Barcelona, 1981) está feliz: Vida perfecta (ocho episodios de media hora cada uno) obtuvo el premio a la mejor de su categoría en Canneseries 2019 además de a la mejor interpretación para su trío protagonista. Ahora se presenta en el Festival de San Sebastián, en una proyección especial, un mes antes de su estreno en Movistar +. Cineuropa se reúne con su coprotagonista, coguionista y codirectora días antes.

Cineuropa: ¿Muchos nervios ante la proyección en San Sebastián, en una pantalla gigante como la del Velódromo? Allí la cadena de risas contagiosas que provoca la serie puede llegar a ser imparable.
Leticia Dolera:
A ver, a ver qué sucede el domingo... Lo de Cannes fue muy emocionante y especial, pero estábamos en otro país; así que disfrutarla en España, con nuestra familia, amigos y compañeros hace de esta proyección algo más que especial.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
LIM Internal

¿Cómo se te ocurrió la idea genial de Vida perfecta?
Yo escribí una primera biblia, con arco de personajes y con lo que pasaba en cada capítulo, y también una primera versión del capítulo piloto y luego, cuando Movistar + me encargó más guiones, ya vi que era una mole muy grande y prefería compartir la escritura con Manuel Burque, a quien conocía ya (actuó en mi primera película Requisitos para ser una persona normal [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
) aunque no habíamos escrito nada juntos. Pero me había leído guiones suyos y me parecía que planteaba las historias basándose también en el arco de los personajes: eso fue lo que más me interesó de él. En el proceso de escribir, aunque éramos amigos, nuestra amistad ha crecido y nos hemos conocido mucho más. Las historias de la serie nacieron de las preguntas que me hago, de las cosas que me inquietan, dan miedo y me preocupan, tanto a mí y como a la gente de mi entorno: ¿qué es el éxito y el fracaso? ¿Qué significan las redes sociales en la vida? ¿Cuáles son los modelos de familia? ¿Puedes cambiar la vida que te has construido? O sea, si te has construido una vida sólida y has conseguido en teoría todo lo que querías, ¿puedes en un momento determinado sentir que eso no te hace feliz y cambiar esos cimientos? ¿Qué vértigo da eso? ¿Qué es, en fin, la vida perfecta? Los objetivos que nos marcamos en la vida, ¿cuáles nacen realmente de un anhelo propio o de una herencia familiar o cultural? La serie pone estas preguntas sobre la mesa y no da respuestas, pero comparte con el público, a través de los personajes, esas preguntas, que además llevan a dinamitar ciertas estructuras sociales como la super woman, la familia clásica, el éxito... dinamitarlas para luego no decir si están mal o bien, sino que ya harás tú con los restos del naufragio lo que consideres...

El humor es una vía estupenda para hablar de temas graves.
Sí, y sin aleccionar, la serie no tiene un punto de vista moral: no te dice cuál es el buen camino. Te dice que todos y todas estamos en el camino intentando hacerlo lo mejor posible.

¿Por qué cambió el título inicial español, Déjate llevar, con el que se presentó en Canneseries, a Vida perfecta, que es su nombre definitivo?
Es muy interesante: todo nace a raiz de ser seleccionados en Canneseries y tener que pensar un título en inglés: Déjate llevar traducido al inglés no me gustaba. Entonces empezamos un brainstorming de títulos: ahí estábamos todavía en postproducción, ya habíamos acabado de rodar la seire y surgió Perfect Life y me encantó, porque el corazón de su argumento estaba ahí. Y de repente pensé: ¿no se puede llamar igual en español? Porque si bien Déjate llevar es como un pistoletazo de salida en el momento en que al principio estoy escribiendo la serie y queriendo que los personajes se dejen llevar, creo que en conjuto la serie no habla sólo de dejarse llevar, sino de algo más profundo y complejo. No se trata de carpe diem, no, no, sino de cuestionarse: ¿cómo es esto de vivir? ¿A qué cosas nos enfrentamos? ¿A qué miedos y contradicciones? El título en inglés, Perfect Life, con su sonoridad, me gusta incluso más que el español.

Rótulo al que das la vuelta, volviéndolo del revés, en cuanto aparece en pantalla...
Porque es eso: la vida se te pone patas arriba y te deja sin tocar el suelo. Nada es para siempre y nada es seguro. La vida te da la vuelta muchas veces.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.