email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

LOCARNO 2019 Piazza Grande

Simon Bird • Director de Days of the Bagnold Summer

"Este film trata sobre dos personas corrientes que normalmente no harían una película sobre sus vidas"

por 

- Cineuropa se encuentra con el británico Simon Bird en la tarde del estreno mundial en la Piazza Grande de su primer film, Days of the Bagnold Summer

Simon Bird • Director de Days of the Bagnold Summer

Simon Bird es conocido principalmente por interpretar a Will McKenzie en The Inbetweeners [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
. Su debut como director ha sido Days of the Bagnold Summer [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Simon Bird
ficha del filme
]
, cuyo estreno mundial ha tenido lugar en el Festival de Locarno. El guion de esta película, basada en la novela gráfica homónima de Joff Winterhart, corre a cargo de Lisa Owens, la esposa de Simon. La película trata sobre el paso de la adolescencia a la edad adulta de Daniel Bagnold, a lo largo de un verano que comparte con su madre soltera.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Al ver Days of Bagnold Summer, da la impresión de que el tono era uno de los elementos más importantes de la cinta. ¿Estás de acuerdo?
Simon Bird:
El tono siempre es algo que me interesa mucho cuando estoy leyendo o viendo algo, y es precisamente lo que me enamoró del libro: el tono es muy específico y delicado, un perfecto punto intermedio entre la tristeza y la comedia. Por algún motivo que desconozco, esto me atrae muchísimo.

La madre e hijo que conforman el corazón de esta película no son tus protagonistas habituales. Parece querer reflejar en ella a la gente común.
Me gusta que sea sobre dos personas normales que, en otras circunstancias nunca habrían tenido una película sobre sus vidas; sobre el tipo de personas que son ignoradas por su propio entorno. Ni sus amigos parecen tomárselos en serio o tener un interés real en qué pasa en sus vidas.

¿Por qué quisiste adaptar la novela gráfica de Joff Winterhart?
Cuando leí el libro me enamoré de su historia. Y Lisa, que más adelante escribiría el guion, se sintió del mismo modo. Cuando estaba rebuscando alguna idea que quisiera convertir en un largometraje, ella se acordó de Days of the Bagnold Summer y de repente ambos pensamos: “¿Sabes qué? ¡Podría ser una idea increíble!”. Así que mi productor y yo nos reunimos con Joff, que, como habrás podido ver por sus libros, es una persona increíble. Fue muy amable y generoso, estaba encantado de que quisiésemos adaptar su obra. Se desentendió, en el mejor sentido de la palabra. Nos dijo, “yo os doy mi bendición, haced lo que creáis conveniente”.

¿Te dejaste influenciar mucho por las ilustraciones de la novela gráfica, o intentaste olvidarte de ellas y crear una estética propia?
Es una mezcla un tanto extraña. Hubo un momento en el que me planteé seriamente que fuese idéntico al libro, en blanco y negro, darle un aspecto más sucio y grabarlo con una relación de aspecto cuadrada, ya que los paneles en el original son así. No obstante, al final decidí que era una muy buena idea homenajear a estos personajes filmándolos en Technicolor, darles la oportunidad de aparecer en la pantalla de cine, y haciendo que fuese una película de verdad tanto como me fuera posible. Hay algunas imágenes que simplemente son tan buenas, tan acertadas, que no pude olvidarme de ellas. Creo que hay al menos dos o tres imágenes que son una representación fidedigna de los paneles del original. 

La película recae sobre los hombros de las interpretaciones de Earl Cave y Monica Dolan; dado que no son habituales de la industria, ¿qué te atrajo de ellos?
El hecho de que no fueran necesariamente grandes figuras del cine me pareció genial. Esta es una historia sobre marginados, mi objetivo era que la gente quisiese apoyarles. Y creo que es mucho más sencillo que una persona quiera apoyar a estos actores en comparación con, no sé, Meryl Streep y Brad Pitt. Ya conocía a Monica y, desde que empezamos a escribir el guion, tenía claro que sería perfecta para el papel. Earl apareció al final de un proceso de casting muy largo y, desde el momento en el que empezó su audición, supe que era la persona adecuada. Tiene un talento natural para hacer reír, e incluso cuando tiene que interpretar a un adolescente más depresivo, desprende cierta dulzura y magnetismo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Raúl Alcantarilla)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también

Privacy Policy