email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

LOCARNO 2019 Piazza Grande

Roberto De Feo • Director de Il Nido

“Quería contar la historia de un mundo a la deriva, utilizando como metáfora a una familia que vive alejada de la noción del tiempo”

por 

- Hablamos con Roberto De Feo, director de la cinta de terror Il Nido, que compite en la nueva edición del Festival de Locarno en la sección Piazza Grande

Roberto De Feo  • Director de Il Nido
(© Loris T. Zambelli)

Entrevistamos al cineasta de Bari, Roberto de Feo, para hablar sobre su primer largometraje, Il Nido [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Roberto De Feo
ficha del filme
]
, que recientemente ha sido proyectado en la sección Piazza Grande del prestigioso Festival de Locarno.

Cineuropa: ¿Cómo surgió la idea de Il Nido?
Roberto De Feo: Siempre he sido un gran aficionado al cine de terror. La idea nació después de ver un clásico del género que no voy a mencionar para no hacer spoilers, ya que el público podría adivinar el misterio que envuelve la casa, el elemento central de la película. Quería contar la historia de un mundo a la deriva, utilizando como metáfora a una familia que vive alejada de la noción del tiempo en un nido en el que se sienten seguros. El nido es ese lugar que, tarde o temprano, para bien o para mal, comienza a quedarse demasiado pequeño.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Los jovencísimos actores Justin Korovkin y Ginevra Francesconi interpretan a dos niños que viven completamente aislados del resto del mundo. ¿Por qué motivo te decidiste por ellos?
Nunca antes había conocido a un chico de once años como Justin, tan tímido e introvertido, pero a la vez maduro y con mucho talento. Justin y su personaje son tal para cual, algo que es muy importante para un director. Cuando lo conocí me dijo que sabía tocar el piano. Desde ese momento supe que había dado en el clavo. Por otro lado, Ginevra fue la primera actriz que escogimos. Los productores preferían a una actriz más adulta, pero cuando la vi no tuve la menor duda de que no podría haber otra Denise que no fuese ella.

¿Qué aportaron a la película Francesca Cavallin, Maurizio Lombardi y Roberto Accornero desde un punto de vista artístico?
Francesca Cavallin es la Elena que siempre había soñado. Cuando apareció en la audición vestida como su personaje me gustó tanto que le pedí que llevara ese mismo conjunto en el rodaje. No conocía a Francesca de antemano, simplemente sabía que tenía mucha experiencia en series de televisión, pero eso no supuso ningún problema. ¿Por qué iba a ignorar su enorme talento únicamente por el hecho de que fuera una actriz de televisión? Me parecía ridículo. Una vez decidido el reparto, ella fue la primera persona a la que llamé. Espero que, en cierto modo, esto haya sido como una victoria para ella.

Trabajar con Maurizio fue muy divertido. Es como un genio loco, siempre lleno de ideas interesantes. Durante el rodaje se notaba que estaba enamorado de su personaje, algo que es bastante inusual en el panorama cinematográfico italiano. En ocasiones, durante la grabación de las escenas más violentas, se le notaba tan cómodo que me llegué a preocupar por la seguridad del resto de actores. A menudo nos reuníamos en el hotel para reescribir algunos diálogos y pensar grandes ideas para la película.

Roberto es todo un caballero y un auténtico profesional. Interpreta al sacerdote, que representa el elemento religioso de la película. Es una lástima que no pudiera desarrollar su personaje más, pero teníamos muy poco tiempo para rodar la película.

Hay muchas películas que también se centran en la locura como consecuencia del aislamiento. ¿Cuáles fueron tus principales referentes?
Sin lugar a dudas, la influencia de Los otros de Amenábar y El bosque de Shyamalan es innegable. No obstante, Il Nido es una película de terror que no trata sobre misteriosos ruidos repentinos o sobre monstruos que surgen de la oscuridad. Trata sobre el miedo a crecer y descubrir lo desconocido. Es una historia sobre la madurez.

¿Cómo decidiste en qué localizaciones grabar?
La búsqueda duró un año y medio y visitamos lugares de Inglaterra, Francia e Italia. Al final, encontramos el sitio perfecto con Google. La película se rodó en el Parque de La Mandria, en el coto de La Venaria Reale. La Villa de los Lagos es una espléndida finca del siglo XIX rodeada de un inmenso parque natural. Es decir, la localización de ensueño para todo director que quiera hacer una película de terror. El equipo de escenografía de Francesca Bocca hizo un trabajo formidable. Una pequeña parte de mí se quedó en esa casa. Voy a aprovechar esta oportunidad para dirigirme a la región del Piamonte: preservad la Villa de los Lagos. Es un bien patrimonial increíble que debemos conservar.

¿En qué géneros te gustaría trabajar en el futuro?
En este momento, creo que quiero abordar el género de thriller y terror. Hice mi primera película cuando tenía 37 años y, desde entonces, he escrito muchas historias inquietantes que ahora están repartidas entre cajones y discos duros.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano por David Jiménez Santonja)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también