email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

LOCARNO 2019 Cineastas del presente

Davide Maldi • Director de L’apprendistato

"En mis trabajos siempre empiezo con el estudio de un rito antiguo y busco una transposición en la sociedad de hoy"

por 

- Hemos entrevistado a Davide Maldi para hablar sobre su última película L’apprendistato, que sigue el difícil recorrido formativo de un grupo de estudiantes de una escuela de cátering

Davide Maldi • Director de L’apprendistato

Hablamos con Davide Maldi, director del documental L’apprendistato [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Davide Maldi
ficha del filme
]
, que este año compite en el Festival de Locarno en la sección Cineastas del presente. A lo largo de la entrevista, preguntamos al director sobre los protagonistas y el proceso de investigación y observación detrás de la producción del documental, así como sobre otros temas como la adolescencia, la disciplina y el trabajo duro.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Tu documental trata sobre Luca Tufano y sus compañeros de clase, un grupo de estudiantes que están matriculados en una prestigiosa y estricta escuela de hostelería. ¿Por qué consideras que es importante contar esta historia hoy en día?
Davide Maldi: Quería encontrar un contexto real en el que un adolescente se viese obligado a madurar rápidamente aprendiendo de inmediato un oficio. Ambientar la historia en una institución de hostelería me parecía un punto de partida muy interesante, ya que es una profesión que se rige por la disciplina y las reglas, todo en nombre de servir al cliente. Me parecía extraño que un adolescente tuviera que aprenderse las reglas del mundo laboral con tan solo catorce años. Luca, un joven de espíritu libre y salvaje, viene de un pequeño pueblo de montaña. Lo escogí a él como protagonista porque consideré que su experiencia particular en la escuela me ayudaría a darme cuenta de las dificultades de aprender esta profesión a una edad tan temprana.

La disciplina y la rigurosidad son elementos clave en el documental. ¿Qué significan estas dos palabras para ti en el mundo actual, especialmente en relación con los jóvenes?
La disciplina y la rigurosidad son palabras un tanto fuertes y austeras en el contexto actual y totalmente alejadas de la vida cotidiana. En el documental, el profesor exige disciplina y rigurosidad, dos cualidades que son vitales en esta profesión particularmente. Es directo y sincero con sus alumnos. No le gusta meterse con los adolescentes, al contrario, los trata como adultos y se asegura de que se responsabilicen de sí mismos, de sus éxitos y sus fracasos, con tal de que se preparen para la exigente vida que les espera fuera de la escuela.

Como director, ¿qué enfoque decidiste darle a tu obra? ¿Durante cuánto tiempo seguiste a tus protagonistas y cómo te ganaste su confianza?
Pasé mucho tiempo en la escuela sin grabar nada, simplemente viendo cómo se desarrollaban las clases. Preferí esperarme durante un tiempo hasta que estuviera seguro. Quería rodar el documental usando un estilo y una estética muy particulares con el fin de transmitir la misma rigurosidad que exige la escuela y la profesión. Los espectadores viven esta historia a través de los ojos de Luca. Siempre intento ponerme de lado de los estudiantes con tal de entablar una relación de confianza y complicidad con ellos. Gracias a esto, pudimos trabajar codo con codo a lo largo de todo el rodaje. Intenté hacerles ver que yo no era un profesor, y que no estaba ahí para juzgar si tenían el suficiente talento para estar en la escuela o si estaban hechos para la profesión.

¿Cuáles fueron los principales obstáculos, tanto desde el punto de vista técnico como humano, a los que te enfrentaste a lo largo de la producción del documental?
Sinceramente, rodar el documental en un centro educativo puso las cosas mucho más fáciles. Normalmente trabajo solo, por lo que puedo moverme fácilmente y trabajar en un espacio tan reducido. Siempre tuve la sensación de que tenía todo bajo control, gracias en parte a los largos preparativos realizados de antemano. La verdadera dificultad fue mantener las relaciones humanas vivas y sanas, por ejemplo, con Luca y sus compañeros de clase. Era necesario entender su lenguaje y respetar sus códigos.

¿Qué otros temas te gustaría abordar en futuros proyectos?
En mis proyectos siempre comienzo estudiando una costumbre antigua que luego intento trasladar a la sociedad moderna. Me gusta combinar elementos sobrenaturales con la realidad. Por ello, no me considero un director de documentales tradicional. Me gusta tener el control de lo que estoy haciendo, pero sin cerrar la puerta a lo inesperado. En cuanto a proyectos futuros, me gustaría hacer una película de ciencia ficción. Una película de ciencia ficción sutil y culta con una sólida base en la realidad.

¿Estás trabajando en otros proyectos ahora mismo?
Tengo previsto que L’apprendistato sea el segundo capítulo de una trilogía sobre la adolescencia, que comenzó en mi anterior película, Frastuono, y que continuará con otro proyecto más estructurado, visto de nuevo a través de las experiencias de un niño en una familia desestructurada. Estoy empezando a pensar cómo y dónde voy a desarrollar el proyecto, pero todavía es muy pronto.

(Traducción por David Jiménez Santonja)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también