email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

NEW HORIZONS 2019

Xawery Żuławski • Director de Bird Talk

"Esta película es antifascista, así de simple"

por 

- Cineuropa entrevistó al director polaco Xawery Żuławski con motivo del estreno mundial de su última película Bird Talk en el Festival New Horizons

Xawery Żuławski  • Director de Bird Talk
(© Maziarz Rajter)

En Bird Talk [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Xawery Żuławski
ficha del filme
]
, el tercer largometraje de Xawery Żuławski tras la aclamada Snow White and Russian Red [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, el director se sirve de un guion escrito por su difunto padre Andrzej (cineasta de culto conocido por algunas obras como Lo importante es amar o La posesión). En este nuevo trabajo, examina de forma implacable la realidad de su país. Nos reunimos con él en el Festival de Cine New Horizons

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Todos los personajes de tu película parecen estar escritos de forma muy natural. El protagonista, interpretado por Sebastian Fabijański, a veces parece que te esté representando a ti, pero en otras ocasiones, en absoluto.
Xawery Żuławski: En esta película me dejé llevar completamente por la intuición. Decidí desdibujar los límites entre la realidad y la ficción porque, aunque Andrzej Żuławski es mi padre, también influyó a otros cineastas. Como queríamos hacer un homenaje a su trabajo, invité a Piotr Kielar, Jacek Borcuch y a Jan Komasa para que colaboraran conmigo y aportaran cada uno su propia perspectiva. Al final no funcionó como nos hubiera gustado, y seguramente no era lo que mi padre hubiera querido, pero gracias a ellos obtuve la fe necesaria para seguir adelante con su guion. Comprendí que no todo tenía que girar en torno a mi experiencia personal. La mayor parte de lo que escribió se ha conseguido adaptar a la pantalla, pero, a diferencia de lo que muchos piensan, [el actor] Daniel Olbryski no interpreta a mi padre.

Tu padre dejó escritos muchos otros guiones. ¿Te dio concretamente este?
No entré corriendo en su biblioteca justo después de su muerte desesperado por encontrar algo que pudiese convertir en una película. Fue un regalo. Me dijo: “léelo y haz lo que quieras con él”. Y ya está. Fue entonces cuando me llamó el productor Marcin Wierzchosławski diciéndome que él tenía el mismo guion y me preguntó si me gustaría dirigirlo.

Los polacos comprenderán mejor esta película. Considero que tiene un código cultural muy fuerte y puede que sea complicado de entender para aquellos que no han estudiado o leído sobre nuestra historia. Soy consciente de que, en las escenas de Varsovia en llamas, muchos espectadores extranjeros tan solo verán coches quemándose. ¿Cómo van a conocer los nombres o el contexto histórico? Por supuesto, podríamos haber evitado todas estas referencias internas, pero solo mediante ellas se puede comprender por qué Andrzej Żuławski era un artista rechazado y no le dejaban hacer películas en su propio país, a pesar de que él deseaba hacerlo.

En el extranjero, Andrzej es un director con mucho renombre, algo que no ocurría en Polonia. Casi parecía como si no hubiera sitio para sus películas.
Considero que no hemos analizado este asunto con detenimiento, pero que sin duda tiene una respuesta. Hay un problema intrínseco en nosotros y que hoy en día se ha vuelto aún más visible. Tenemos un grave problema con la tolerancia, con la diversidad y con la individualidad por culpa haber estado soportando un régimen que ha reprimido todos estos rasgos durante 50 años. Debíamos comportarnos todos como si fuéramos una masa homogénea, y esto ha calado en nuestros genes. Polonia, en vez de abrirse, se aísla del resto del mundo, al igual que hacía con las creaciones “salvajes” de mi padre.

¿Cuándo escribió este guion? Porque viendo la película, podría incluso haber sido ayer.
Hace unos 6 años. Este guion funciona como un espejo, refleja el presente. Es difícil de explicar por qué, pero considero que es muy actual. Y dentro de 10 años seguramente lo siga siendo, ya que los diálogos priman por encima de todo: de ahí el título de la película, “Bird talk” (el habla de los pájaros), el idioma de los artistas. Hace unos años, un grupo de niños pusieron un cubo de basura en la cabeza de su profesor y lo grabaron. Para alguien tan sensible intelectualmente como mi padre, esto era un anticipo de lo que estaba por venir. Algo así ya está ocurriendo y no estamos haciendo nada para remediarlo.

¿Y lo único que hacemos es esperar?
Esperamos a que pase lo que tenga que pasar y, sinceramente, ya no tiene gracia. No se trata de un incidente aislado, sino que el mundo entero está hablando de nosotros. Esta fuerza oscura que se aproximaba hacia nosotros le marcó profundamente. En mi opinión, esta es una película antifascista, así de simple.

A menudo decimos que para hacer Bird Talk tuvimos que liberarnos a nosotros mismos primero. Porque, con toda probabilidad (digo “con toda probabilidad” porque realmente ninguno de nosotros estuvo allí), mi padre era libre cuando hizo sus películas. Siempre protegía su libertad, aunque fuera de forma agresiva. Por ello, tuvimos que ser valientes a la hora de embarcarnos en este proyecto. Vivimos en un mundo que está llegando a su fin, ya que ha alcanzado ciertos límites. Ocurre lo mismo en el cine. Estamos atrapados en un sistema que, aun produciendo grandes películas, está matando toda creatividad. A veces, es necesario escoger un camino diferente.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por David Jiménez Santonja)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también