email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Christian Alvart • Director de Dogs of Berlin

“Una película tiene que tener voz propia”

por 

- Christian Alvart, creador de la exitosa serie de Netflix Dogs of Berlin, habla con German Films sobre sus proyectos pasados, presentes y futuros

Christian Alvart • Director de Dogs of Berlin
(© Syrreal Entertainment)

Tras el éxito extraordinario de la serie de Netflix Dogs of Berlin, Christian Alvart está demostrando ser un consumado cineasta gracias a su capacidad de transportar esta historia a uno de los formatos de entretenimiento más populares internacionalmente. Según afirma, la gente, los personajes y, por lo tanto, el público son lo primero.

“La serie de Jack Ryan muestra que hay mucho más allá del punto de vista Tom Clancy”, explica Alvart. “El formato de una serie te permite explicar y expandir el universo de la misma, podemos conocer mejor a los personajes y no los juzgamos tan rápido. Esto es lo que Dogs of Berlin significaba para mí. Vemos a los personajes con amor y empatía. La construcción del universo de la serie se basaba en la tensión, pero pronto me di cuenta de que también debía tener sentimiento”. Y sí, tiene sentimiento.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La premisa de Dogs of Berlin nace de un policía con un pasado de derechas que echa de menos un poco de acción y compañerismo. Es un adicto al juego que, un día por accidente, se topa con la escena de un crimen: el futbolista más famoso de toda Alemania, de familia inmigrante, está muerto y al día siguiente juega Alemania contra Turquía. “¡Es el tío sobre que el que tratan todas las discusiones sociales, políticas y deportivas y resulta que está muerto!” Alvart, que ya tiene sólida experiencia en este género por haber trabajado en la longeva serie Tatort, adora lo que los alemanes llaman “Krimis”, es decir, las historias policiacas. “¡El fútbol es prácticamente como una religión y, si esto sale a la luz, la gente se echará las manos a la cabeza! Además, ¡el protagonista puede aprovecharse y apostar para ganar pasta a lo grande!” Es entonces cuando entra en juego el segundo policía, de origen turco-alemán. “Tiene buena mano con los políticos”, continúa Alvart. “Es gay y de izquierdas. No es estereotipo de turco que tienes en mente, ¿verdad?”

La historia y los personajes, ambos idea de Alvart, surgieron de guion de 160 páginas que escribió “antes de que Eric Barmack, de Netflix, me preguntase si ya tenía lista la serie”. “¡Al principio creía que era un sueño! El problema es que ya estaba colaborando en un proyecto con Til Schweiger, había escrito Cut Off [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
y estaba trabajando en Don’t.Get.Out! [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
¡No daba abasto! Simplemente me dijeron que los volviera a llamar. La verdad es que tenía miedo de que descartaran el proyecto, pero me volví a poner en contacto con ellos y todo fue tan rápido que tuve que trabajar con coguionistas para que me ayudasen a entregar los guiones a tiempo. Estoy realmente orgulloso de nuestro trabajo, al 100%, a pesar de las controversias y todo.” Alvart no escatima en elogios por la forma en la que Netflix se ha encargado de la serie: “Hicieron un trabajo fantástico de marketing. Carteles gigantes por todos lados, anuncios en los trenes, en el metro, en el tram, carteles de personajes… De todo, y todo con un diseño muy cuidado”.

Entonces, ¿qué significa “una película de Christian Alvart”? “Mis gustos son muy amplios, pero la forma en la que enfoco mis proyectos es muy detallista”, explica. “¿Qué necesita el proyecto? ¿Qué necesita la historia? Lo más importante es que sea la cámara la que cuente la historia, es el lenguaje. La historia se cuenta con imágenes, así que todo debe estar planificado previamente. Odio grabar de más. Siempre uso storyboards y no quiero que la coincidencia tenga mucho más peso de lo que es, pura coincidencia. El espectador tiene que sentir la presencia del director como narrador y escritor”.

“Una película tiene que tener voz propia y contar la historia bien”, continúa Alvart. “Los actores deben entender que su función es representar la historia. ¡El mejor cumplido que puedes recibir es cuando al público le entretiene y entiende la película incluso cuando no hablan tu mismo idioma! Steven Spielberg y Luc Besson son unos maestros en esto. ¡Mis dos grandes inspiraciones!”

Actualmente, Alvart está trabajando en Django Lives! con Franco Nero. “La falta de antecedentes forma parte del suspense. En la primera escena del guion original, el protagonista salva a una mujer de unos ladrones, la lleva a un poblado y después… ¡la entrega a unos bandidos mexicanos! No es hasta un poco más tarde cuando nos enteramos de que en realidad quiere el oro y todavía tiene un poco de decencia. En el momento en que conocemos la historia de Darth Vader o de Snake Plissken se vuelven banales”.

Entre sus proyectos actuales se encuentra el remake del thriller La isla mínima [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Alberto Rodríguez
ficha del filme
]
. En Freies Land, el director decide abandonar el ambiente de la política de la época franquista, ya que “es muy difícil de transmitir al público alemán”. Por eso, la película se ambienta en 1991 en el estado alemán de Mecklemburgo-Pomerania Occidental y seguirá la historia de unos personajes tras la reunificación alemana. “Hay desindustrialización, los alemanes occidentales compran bienes, las mujeres jóvenes se marchan… hasta que se descubre que algunas han sido asesinadas. Un policía de Alemania Oriental debe trabajar junto a un compañero de Alemania Occidental. Es un retrato del espíritu de los alemanes de esa época”.

En colaboración con

(Traducción del inglés por David Jiménez Santonja)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.