email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2019 Competición

Arnaud Desplechin • Director de Roubaix, une lumière

"Más allá de la opresión social, hay almas humanas"

por 

- CANNES 2019: El director francés Arnaud Desplechin habla con nosotros sobre Roubaix, une lumière, presentada en competición en Cannes

Arnaud Desplechin • Director de Roubaix, une lumière
(© Shanna Besson / Why Not Productions)

La primera incursión de Arnaud Desplechin en el género policial con trasfondo social, Roubaix, une lumière [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Arnaud Desplechin
ficha del filme
]
, se ha estrenado en competición en la 72ª edición del Festival de Cannes, con un reparto liderado por un excelente Roschdy Zem.

Cineuropa: ¿El contexto social desfavorecido de Roubaix ha motivado tu decisión de hacer esta película?
Arnaud Desplechin: Es mi ciudad natal, donde crecí y donde tuve el enorme placer de grabar Un cuento de Navidad [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, cuyo argumento se centraba en una familia burguesa. Pero los tiempos que atravesamos son mucho más complicados y yo quería mostrar otra cara de la ciudad. Pensaba en la película Falso Culpable, de Alfred Hitchcock, pero no quería usar ni mi imaginación ni lo novelesco, sino material real. Soñaba con intentarlo y con ver si podía encontrar mi propia voz haciendo algo que nunca había hecho. También tenía otro motivo que, sin duda, tiene que ver con la madurez: siempre me he sentido culpable de haber nacido en Roubaix, que es una ciudad muy argelina, y de no hablar una palabra de árabe; al contrario que mi hermano, por ejemplo. En este sentido, creo que no he experimentado mi vida y mi ciudad en su conjunto. Para mí, esta película es una bendición que me libera, ya que yo antes no tenía la madurez suficiente para abordar estos personajes.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Adaptar a ficción un documental es bastante raro. ¿Por qué elegiste esta opción y cómo escribiste el guión?
Es verdad que es poco habitual, salvo el caso de Falso culpable. Me dije que si eso funcionó para Hitchcock, yo también podría conseguirlo. En el documental que me sirvió de inspiración, hay muchos elementos diferentes, en especial, que el comisario Daoud no está relacionado con las dos chicas. Sin embargo, lo que yo quería grabar era a Roschdy Zem hablando con estos dos personajes, por lo que tuve que ajustarme a los hechos reales desde esta óptica. En las películas de Melville, como Crónica negra con Alain Delon, ¿qué sabemos del personaje principal? Nada, pero podemos comprender su alma a través de sus palabras. Por eso, intenté describir a Daoud sin dar demasiados detalles, con algunos elementos extraños para dibujar el personaje e intentar llegar de forma más profunda, sin artificios. He intentado estar bastante escueto sobre este punto porque yo sabía que tenía grandes actores cuyas interpretaciones reflejarían mejor a este personaje que la escritura.

Aunque la película esté ambientada en la realidad, tiene un componente místico.
El personaje del teniente Louis es católico. Yo no estoy seguro de que tenga fe, pero él reza para obtener la gracia y no la obtiene. Daoud tiene la gracia, aunque no sea creyente, y en la película podamos percibir que no está realmente cómodo con las preguntas relacionadas con la religión. Daoud tiene una especie de dimensión espiritual, pero yo lo descubrí durante el montaje, no lo advertí durante la escritura. Daoud tiene esa creencia, que está en nuestro interior, de que existe un alma. Todas las víctimas y todos los culpables que aparecen en la película son también víctimas de la sociedad. Pero en muchas películas sociales, los personajes son reducidos a la opresión social, cuando la creencia profunda de Daoud es que más allá de la opresión social, hay almas. Las dos mujeres de la película han hecho cosas que no son humanas, pero él les dice que tienen un alma y les pide que la muestren puesto que hay un tesoro en el interior de cada persona, incluso cuando cometemos la peor acción.

El punto de vista de la película es el de la policía.
Eso me molesta un poco porque es una película sobre el personaje de Daoud, por lo que tenía que ponerme del lado de la policía inevitablemente. Pero yo vivo en Francia y pude constatar con mis propios ojos la violencia de la represión policial cada sábado en París desde hace varios meses. Pero la película no aborda este tema. Además, sólo hay cuatro actores profesionales en la película, los demás no son profesionales; entre ellos, varios policías que me han contado anécdotas de sus propias vidas. En general, fue muy emotivo y yo tenía que apoderarme de este material, pero no creo que haya hecho una película unidimensional y un alegato a favor de la policía porque también estamos del lado de las víctimas y de los culpables.

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también