email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2019 Un Certain Regard

Lorenzo Mattotti • Director de La famosa invasión de los osos en Sicilia

"La alegría de contar una historia con colores, es energía, es amor por la vida"

por 

- CANNES 2019: El célebre autor de cómics e ilustrador italiano Lorenzo Mattotti habla de su primer largometraje de animación, La famosa invasión de los osos en Sicilia, presentado en Cannes

Lorenzo Mattotti • Director de La famosa invasión de los osos en Sicilia
(© Caterina Sansone/Lorenzo Mattotti)

Tras la experiencia de haber dirigido una importante secuencia de la película colectiva Peur(s) du noir, el famoso autor de cómics e ilustrador italiano Lorenzo Mattotti presenta su primer largometraje de animación La famosa invasión de los osos en Sicilia [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Lorenzo Mattotti
ficha del filme
]
, una adaptación de la única novela juvenil de Dino Buzzati. La película se ha presentado en la sección Un Certain Regard de la 72ª edición del Festival de Cannes.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Qué te atrajo del universo de Dino Buzzati?
Lorenzo Mattotti: Su forma de crear misterio y metáforas fantásticas ha sido una gran influencia en mi vida desde mi juventud, siempre me ha atraído su manera de crear suspense partiendo de situaciones realistas, conseguía que esos misterios y nuevos mundos pareciesen reales. También me gustan sus dibujos y sus cuadros, pero sobre todo el hecho de que hubiese escrito un cómic. Cuando lo leí tenía 16 años y me impactó que un escritor tan importante publicase un cómic, un género subestimado en esa época. ¡Y menudo cómic! Dino Buzzati fue un visionario y su cómic era tan raro como extraordinario.

¿Cómo has adaptado la novela juvenil La famosa invasión de Sicilia por los osos al cine sin traicionar demasiado al autor?
Cuando la viuda de Dino Buzzati me concedió los derechos de la novela, sentí la responsabilidad de adaptarla de la manera más respetuosa posible. Temía traicionar los deseos del autor y no quería cambiar nada pretendía mantener cada frase. Pero cuando empecé a trabajar en la adaptación, me percaté de que había ciertos aspectos de la novela que no había tenido en cuenta: no había personajes femeninos, tenía una estructura muy indefinida y cierta ilógica en algunos elementos. Junto con mis coguionistas, Thomas Bidegain y Jean-Luc Fromental, abordamos todas estas dudas, pero yo insistí en conservar la misma estructura. También teníamos que asegurarnos de mantener las mismas ideas gráficos y visionarias, que son su verdadera esencia. Los gatos, los fantasmas, las bolas de nieve… ideas extraordinarias que debíamos transmitir al espectador. Los dibujos de Buzzati me han ayudado mucho y me han servido de guía para poder respetar su estética gráfica. Aun así, he marcado una cierta distancia y ya que esta obra no era mía en su totalidad y no salía completamente de mi creatividad, mi enfoque ha sido más externo. Mi objetivo era presentar una gran película juvenil, atractiva y llena de fantasía.

No te gusta hablar de que la película pueda tratar sobre las dos caras del poder. ¿Por qué?
Porque no es el mensaje que se quiere transmitir directamente, en la película hay muchos mensajes diferentes y la trama da muchas respuestas. Trata de cómo actuar en situaciones que nos superan y de tener que lidiar con acontecimientos complicados que ni siquiera llegamos a entender. La realidad es muy compleja y no es fácil afrontar ciertos problemas y resolverlos. Creo que es muy importante que los niños tengan la idea de que hay que implicarse en las cosas y no quedarse con lo más simple.

¿Por qué has usado colores tan vivos?
Es así como yo lo sentía. Los colores trasmiten felicidad, energía, amor por la vida… En el cine hay reglas: si tenemos miedo de los colores y no queremos arriesgarnos, usamos el blanco y negro; el amarillo-ocre con poca luz; o el azul-verdoso. Pero no hay que tener miedo de los colores, yo siempre los he usado a mi antojo y a la vez he sido muy meticuloso a la hora de mezclarlos.

¿Fue también una forma de alejarse del estilo visual del cine de animación americano?
Los americanos utilizan colores espantosos, fucsia ácido, verde ácido… todos muy ácidos. Transmiten una imagen de la vida moderna muy fría, cínica, desilusionada, llena de miedo a la dulzura, la amabilidad o la poesía. A pesar de que hay muchas otras gamas de colores interesantes, no hay que tener miedo de ser diferente.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés por Pedro Andueza González)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también