email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Ivan Kavanagh • Director de Never Grow Old

“La película tenía un presupuesto muy ambicioso pero creo que lo hemos conseguido”

por 

- Entrevistamos al irlandés Ivan Kavanagh, el director y guionista del western Never Grow Old, que se estrena en Estados Unidos el 15 de marzo

Ivan Kavanagh  • Director de Never Grow Old

El western Never Grow Old [+lee también:
tráiler
entrevista: Ivan Kavanagh
ficha del filme
]
, producido por Ripple World Pictures (Irlanda) e Iris Productions (Luxemburgo), se estrena hoy, 15 de marzo, en Estados Unidos. Hablamos con el autor y director irlandés Ivan Kavanagh (The Canal, The Fading Light) sobre su última película.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Por favor, háblanos de Never Grow Old. ¿De qué trata?
Ivan Kavanagh: Never Grow Old trata sobre Patrick Tate (Emile Hirsch), un inmigrante irlandés y empresario, que obtiene beneficios cuando los forajidos, liderados por Albert “El holandés” (John Cusack), toman una ciudad fronteriza de la ruta de California en 1849. Muestra el lado oscuro del “Sueño Americano”, la “búsqueda de la felicidad” a cualquier precio y la hipocresía de una ciudad opresora y patriarcal, que se creó después de la expulsión violenta y homicida de los nativos americanos. Albert “El holandés” percibe todo esto a su llegada y empieza a destrozar la ciudad y a asesinar a sus habitantes, usando la culpa, las mentiras, la avaricia y la desesperación contra ellos, en pos de su visión retorcida y xenófoba del país.

¿Cómo es trabajar con actores tan talentosos como John Cusack y Emile Hirsch? ¿Cómo contribuyeron a la realización de la película?
Emile es un actor muy intuitivo y con un talento natural, y congeniamos en seguida cuando empezamos a trabajar juntos. Siempre estuvo bien preparado y fue paciente, respetó el trabajo de todos en el set y su interpretación fue convincente desde la primera escena hasta la última. También me gustó la vulnerabilidad que le dio a Patrick. A John le gustaba intelectualizar cada escena y cada acción de su personaje, por lo que tuvimos largos debates la noche anterior o durante el día. Su investigación antes del rodaje fue exhaustiva y vino con un cuaderno lleno de ideas para su personaje. Hablamos mucho cobre la situación política actual de Estados Unidos y, a partir de esas conversaciones, debatimos la idea de que Albert “El holandés” tergiversara la verdad en su propio beneficio, a partir de su visión del mundo y de sus propios intereses. En otras palabras, la verdad es lo que él dice.

¿A qué desafíos artísticos tuviste que enfrentarte mientras hacías esta película?
Fue una película muy ambiciosa en cuanto a presupuesto. Desde recrear la época con todo detalle hasta encontrar localizaciones que se pareciesen a Estados Unidos, construir la ciudad fronteriza, grabar en dos países, hacer la post-producción en tres, el frío, la lluvia, la gran cantidad de barro, los caballos, las armas, el fuego y el gran reparto: los desafíos fueron inmensos y, en ocasiones, parecían interminables. Pero creo que lo hemos conseguido y estoy muy orgulloso del trabajo de todos (y de la película).

¿Cuáles fueron tus principales fuentes de inspiración para escribir el guión?
La idea era escribir un western que funcionara como una película de género pero que también hablase de la fundación de Estados Unidos y de lo que supuso (y, por consiguiente, comentar la situación política actual). La película empieza con una bandera estadounidense quemada y, a continuación, se tratan temas como el genocidio de los nativos americanos, la xenofobia, la opresión y explotación de las mujeres, la ley del “salvaje Oeste” y la pena capital. Mi principal inspiración fueron las fotografías de la frontera desde 1850 en adelante. La adversidad en la cara de las personas era evidente y cuando escuchas los himnos que se cantaban en esa época, descubres que trataban de la adversidad, de las miserias de la vida y de que todo mejoraría en la otra vida, en el cielo. Es una visión muy sobria y emotiva de la fundación de Estados Unidos y de la experiencia de emigrar. He intentado poner un poco de todo eso en la película y de rendir homenaje a los westerns que me gustaban cuando era niño.

¿Qué lugar ocupa el cine western en la actualidad? ¿Por qué crees que este género todavía puede cautivar al público en 2019?
En general, creo que el atractivo de los westerns reside en las historias simples de buenos contra malos. También es interesante observar un lugar y una época, en un pasado no tan lejano, donde la gente se toma la justicia por su propia mano, la violencia puede surgir en cualquier momento y donde todos llevan un arma. Hay una extraña atracción hacia esos temas (desde la seguridad de tu hogar, claro, y en la ficción) que ha perdurado hasta hoy en Estados Unidos. Creo que con esa estructura simple de historia moralizante puedes experimentar y explorar temas más contemporáneos y serios, como la situación política actual de Estados Unidos.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también