email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2019 Fuera de competición

André Téchiné • Director de L'Adieu à la nuit

"Me interesaba convertir un documento en bruto en ficción"

por 

- BERLÍN 2019: André Téchiné nous habla de L'Adieu à la nuit, proyectada en Berlín fuera de competición, que enfrenta a una abuela al deseo de su nieto de emprender la yihad

André Téchiné  • Director de L'Adieu à la nuit

Aprovechamos la 69ª edición del Festival de Berlín para hablar con André Téchiné sobre su tratamiento de un tema muy serio y real en L'Adieu à la nuit [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: André Téchiné
ficha del filme
]
, proyectado fuera de competición.

Cineuropa: ¿Qué es lo que te llevó a interesarte por el tema de los jóvenes que se van a Siria a unirse a la yihad?
André Téchiné: Muy a menudo, cuando hago una película, tengo miedo de que el tema solo me interese a mí, pero este interesa a todo el mundo, así que me decidí a abordarlo, haciendo todo un trabajo de documentación y cuidando mucho la exactitud. El punto de partida eran 60 horas de entrevistas con yihadistas, cada uno con una experiencia diferente. Así, los diálogos de los jóvenes yihadistas de la película no me los he inventado en absoluto: los he sacado de la materia viva, de la realidad, e implantado en los personajes que encarnan a los entrevistados; y es que mientras oía las entrevistas, pensaba que el cine permite hacer balance, poner cuerpo, cara, una presencia física a las cuestiones que todos nos planteamos, que son cuestiones fundamentales en nuestra sociedad. Para mí, también se trataba de un proceso artístico: tradicionalmente, se parte de un relato o una novela para hacer una adaptación, pero en este caso, me interesaba partir de un reportaje, un documento en bruto, precisamente para hacer ficción, para hacer cine.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El tema de la adolescencia tiene una gran presencia, pero esta cinta no es un relato de aprendizaje, al contrario que Cuando tienes 17 años [+lee también:
crítica
tráiler
Q&A: André Téchiné
ficha del filme
]
, que también protagoniza Kacey Mottet-Klein.
Lo que me apasiona de la adolescencia es la transición juvenil, ese momento de metamorfosis en el que la identidad del niño se pierde, pero la del adulto aún no existe. Como está pasando por esta fase de transición, el personaje de Alex sufre, busca referentes y decide rechazar las raíces de su infancia para buscar otras en un mundo completamente nuevo y lejano. Por otro lado, creo que si él quiere hacer la yihad, es también porque es una identidad extremadamente rígida (de guerreros, hombres religiosos, personas que deben tener hijos... ), y eso le tranquiliza.

Así que, en efecto, este no es un film de aprendizaje, para nada. Alex desea perder sus raíces, arrancarse de su entorno familiar, de la misma forma que quita y tira los adornos de la tumba de su madre, para echar raíces en el cielo, en cierto sentido. El aprendizaje lo harán allí; es algo que dicen mucho.

Te gusta trabajar habitualmente con los mismos actores: esta es tu segunda película con Mottet-Klein, y la octava con Catherine Deneuve.
Está en mi carácter, soy leal a las actrices y actores que me gustan. Con Catherine Deneuve, sigo teniendo ganas de repetir la experiencia, pero para hacer películas muy diferentes. En general, me interesa mostrar cada vez, con respecto a las actrices o actores que me gustan, caras diametralmente opuestas, pero entre Catherine y yo hay una complicidad especial, una complicidad muy secreta, que no pasa por las palabras o por un discurso intelectual, sino que se refleja en que adivinamos lo que piensa el otro y nos damos ánimos para correr riesgos y embarcarnos en aventuras completamente nuevas.

Nos identificamos mucho con el sufrimiento de su personaje, Muriel. La abuela es la protagonista, en cierto sentido.
Es un personaje que lucha y se debate. Quiere encontrar por todos los medios la forma de salvar a su nieto, que se ha cambiado de bando. Esto la impacta tanto que pierde un poco la razón (¡porque secuestrarlo, es completamente aberrante!), y su intento de que el nieto conozca al yihadista arrepentido es un fracaso. Al mismo tiempo, cuando su lucha termina, ella se dice que ha acabado traicionando el destino que su nieto quería (su nieto le dice, "no tienes derecho a juzgarme"), y por eso ella sufre al final de la película. Cuando recupera la esperanza con el regreso de un yihadista que se replantea las cosas y que reaprende la libertad, creo que es porque ese es el destino que ella desea para su nieto.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también