email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SUNDANCE 2019 Competición World Cinema Dramatic

Jacek Borcuch • Director de Dolce Fine Giornata

"Quería que Maria fuera una metáfora de una Europa que se está lentamente viniendo abajo"

por 

- Hemos hablado con el director polaco Jacek Borcuch sobre su nueva película, Dolce Fine Giornata, tras su estreno en Sundance

Jacek Borcuch  • Director de Dolce Fine Giornata
(© Mila Borcuch)

Hablamos con el director polaco Jacek Borcuch sobre su nueva película, Dolce Fine Giornata [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Jacek Borcuch
ficha del filme
]
, después de su estreno en la sección World Cinema Dramatic del Festival de cine de Sundance (del 24 de enero al 3 de febrero).

Cineuropa: Dolce Fine Giornata explora muchos temas diferentes, entre ellos la influencia de la crisis de los refugiados en Europa, los límites de la libertad y algunos temas personales. ¿Cómo surgió la película?
Jacek Borcuch: Siento que formo parte de un “continente viejo” que intenta saber qué hacer a continuación. Tengo la impresión de que Europa no tiene una idea clara sobre cómo evolucionar y desarrollarse. Las únicas voces altas y claras son las de los extremistas con distintas inclinaciones nacionalistas, que intentan aprovecharse de la crisis de forma populista. Quería tratar todos esos temas a mi manera (no para encontrar respuestas ni soluciones, sino para acercarme a los temas que influyen en nuestra vida diaria). En general, Dolce Fine Giornata es una historia sobre el miedo que envuelve a los europeos. Quería analizar ese miedo para comprender su naturaleza. Y como he viajado por Italia en los últimos años, pensé que podía desarrollar la historia allí. Italia es el corazón de la cultura europea y está pasando por una situación difícil, al igual que Polonia. Así que pensé: ¿quién debería protagonizar esta historia? Y la figura de un poeta me pareció mucho más atractiva que la de una persona corriente. Al principio, viajé a la Toscana con mi coguionista, Szczepan Twardoch, y me pareció que podíamos sacar mucho más de un protagonista que destaca entre la multitud. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

María también vive alejada de la “multitud”, en un pequeño pueblo llamado Volterra. Todo en la película parece tranquilo, alejado del estilo narrativo mainstream. También es sutil en su estructura y en el acercamiento a los personajes.
La película debe mucho a Paweł Pawlikowski, que leyó la primera versión del guión. Al principio, el argumento era ligeramente diferente. Por ejemplo, María recibía su premio en el Parlamento Europeo, en Bruselas, en lugar de en su ciudad natal. Paweł dijo que las palabras de un poeta no podían conmover a ninguno de los allí presentes y que la historia funcionaría mejor si las ambientábamos en el campo. Después, me di cuenta de que los pueblos pequeños funcionan bajo sus propias normas: hay mucha superstición y la influencia en el comportamiento de las personas es más directo e inmediato. Desde ese momento, mi principal objetivo fue hacer una película lo más íntima posible. Quería que la familia de María fuese la parte más brillante de la historia y que ella fuese una metáfora de una Europa que se derrumba poco a poco. En resumen, Dolce Fine Giornata es una película sobre una familia que incluye referencias a la vida en la Europa actual. No es sólo una película sobre política.

Según tú, María es un personaje “inusual” pero también es única en otros aspectos: es contradictoria y complicada.
No creo en la perfección, aunque sueño con ella. Creo que las imperfecciones, los pecados y las dificultades forman parte de los seres humanos. Lo que más me interesa del personaje de María es lo que esconde bajo la superficie. Tiene mucha incertidumbre dentro pero pasa desapercibida para los espectadores, que la perciben como una persona fuerte y decidida. Piensan que ella sabe responder adecuadamente a cada situación, pero yo creo que no es cierto. Nadie tiene un conocimiento universal e infalible sobre qué hacer. A veces, la reacción inicial es emocional y rebelde, y la razón viene después. Creo que los personajes más interesantes son aquellos que son complicados y tienen muchas contradicciones internas, al menos en el cine y en la literatura. En la vida real es más difícil porque nos confunden. También pienso que los personajes simples y consistentes son irreales. Le di a María el derecho de expresarse libremente; no tenía nada planeado para ella ni para la película.

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también