email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Petra Volpe • Directora

"Espero que esta película anime a la gente a no rendirse ante la opresión y la injusticia"

por 

- La directora suiza Petra Volpe habla con nosotros sobre su última película The Divine Order, que compite en el Festival de Cine de Tribeca: un homenaje a las mujeres y su coraje

Petra Volpe • Directora

The Divine Order [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Petra Volpe
ficha del filme
]
de Petra Volpe, nominada a siete premios Quartz de los Premios de Cine Suizo y ganadora del Prix de Soleure, cuenta la historia de un grupo de mujeres “normales” (encabezadas por Nora, la increíble Marie Leuenberger) que saca fuerzas para luchar contra la “orden divina” que pesa sobre sus hombros. La nueva libertad representada por el derecho de las mujeres al voto traerá una bocanada de aire fresco, desconocido y excitante. Es una comedia extremadamente adictiva, a la par que amarga, que trasciende su origen suizo para convertirse en universal. Hablamos con Volpe antes de la proyección de su película en el Festival de Cine Tribeca

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Por qué sentiste la necesidad de contarnos esta peculiar historia, basada en un momento histórico (la imagen que obtenemos de la película es de una Suiza muy conservadora donde los pueblos rurales y las ciudades parecen vivir vidas paralelas)?
Petra Volpe: El hecho de que el derecho a voto de las mujeres llegara tan tarde a Suiza es un capítulo vergonzoso para la historia del país. Por supuesto, todo el mundo lo sabía, pero no era un tema del que se hablara mucho en los colegios ni en las reuniones sociales. Por desgracia, es muy típico que la historia de las mujeres se barra debajo de la alfombra. Quise rendir tributo a todas esas mujeres que lucharon durante más de 100 años para obtener su derecho a voto, describir el ambiente de opresión en el que vivían día sí y día también, pero también quería hacer hincapié en la necesidad de seguir siendo valientes y seguir luchando por la igualdad. El título “The Divine Order” es una frase original de la propaganda de los clubes de mujeres anti-sufragistas; decían que el hecho de que las mujeres pudieran votar iba en contra del mandato de Dios. Con el clima político de hoy en día, la película es más oportuna de lo que pensábamos cuando empezamos a rodar el año pasado. 

¿Cómo creaste el personaje de Nora? ¿Es alguien que existió de verdad?
Investigué mucho para la película. Leí mucho, hice entrevistas y fui a las hemerotecas. Enfoqué el tema desde varios puntos de vista y también leí una tesis sobre las mujeres que estaban fervientemente en contra, incluso en el año 1971. “Encontré” a Nora en el único archivo de mujeres que hay en Suiza. Había una nota escrita por una joven madre y ama de casa, que estaba muy disgustada con las mujeres que luchaban en contra del sufragio universal, que decía que nunca había sido una persona política, pero que ahora estaba muy enfadada y que estaba pensando en luchar por ese derecho. Esto me conmovió, una voz anónima del pasado, y de ahí Nora empezó a aparecer. Quería tener una protagonista que fuera de su tiempo, pero con la que nos sintiéramos identificados hoy en día. Ella convirtiéndose en un personaje político, aprendiendo a levantarse y a alzar su voz, puede inspirar a mucha gente también hoy.

¿Cómo encontraste a tu propia Nora (Marie Leuenberger)?
Sinceramente, fue un capricho del destino. Había cogido a otra mujer, pero se quedó embarazada y tuve que buscar a otra persona, entonces encontré a Marie. Hacer una película conlleva mucho control y planificación, pero también necesitas suerte de vez en cuando y en este caso, yo tuve mucha, mucha suerte. A mis ojos, Marie es perfecta para este papel, y trabajar juntas fue una experiencia genial y emocionante. Esto es algo que me encanta de este trabajo, que te tienes que adaptar continuamente. Te encuentras en una delgada línea entre el control y el abandono y dejándote llevar por la dinámica y la magia de cuando se hace una película.

¿Qué reacción esperas del público internacional, y en particular el público estadounidense?
Creo que The Divine Order es una historia de valentía, de luchar por tus derechos, y una historia de perseverancia; por esto creo que la película es universal. Así que espero que el público internacional pueda sentirse identificado con ella, aunque esté basada en el pasado de un pequeño país en el corazón de Europa. Espero que esta película anime a la gente a no rendirse ante la opresión y la injusticia. Tenemos que luchar por nuestra democracia.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también