email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Jo Sol • Director

“Mi objetivo es sacudir la realidad”

por 

- El director barcelonés Jo Sol nos habla de su última película, Vivir y otras ficciones, presentada a concurso en el 18º festival de cine europeo de Lecce

Jo Sol • Director
(© Vittoria Scarpa)

La que fue proclamada mejor película el pasado mes de octubre en el Cinemed de Montpellier y triunfó hace poco en el festival de cine español de Nantes, Vivir y otras ficciones [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Jo Sol
ficha del filme
]
, obra del barcelonés Jo Sol, compite ahora en el 18° festival de cine europeo de Lecce. Se trata de una obra valiente contra todo tabú, a caballo entre la ficción y el documental, que enfrenta a dos hombres “distintos: Pepe, producto de una clínica psiquiátrica adonde mandaron después de sorprenderlo robando para trabajar, y Antonio, un escritor tetrapléjico que lucha por el derecho de los minusválidos a una vida sexual. Dos experiencias humanas, pues, que dialogan entre sí y que hacen reflexionar sobre los límites entre el vivir y el sobrevivir.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Cuál es el origen de esta obra tan singular tanto en la forma como en el contenido?
Jo Sol: Es una película singular pero no distante de mi obra anterior. Pepe Rovira, el protagonista, fue una figura central de otra película que hice hace doce años, El taxista ful, y hablaba de la precariedad del trabajo a través de un personaje de un cincuentenario que robaba taxis para poder trabajar. Así que decidí recuperar este personaje. También hay otra película anterior, Fake Orgasm, en la que abordaba el cuerpo transexual y la identidad. Esta cinta impactó mucho a Antonio Centeno, el otro protagonista de Vivir y otras ficciones, un activista tetrapléjico muy importante en España. Al verla, me llamó para conocerme, ya que estaba produciendo un documental sobre la sexualidad de las personas con minusvalía. Hizo una lectura de mi película que nadie había hecho antes: el cuerpo como lugar en el que confluyen diferentes movimientos posutópicos contemporáneos, donde el movimiento Crip se funde con el movimiento Queer, una reflexión sobre la identidad que va mucho más allá del pensamiento hegemónico y que al mismo tiempo cuestiona el sistema hasta hacerlo tambalearse. La película nació a partir de esta visión.

En su film, el confín entre ficción y documental es casi imperceptible.
No creo en los confines. Para mí es difícil, cuando busco la verdad, establecer si haré un documental o una película de ficción. Yo quiero sacudir la realidad, atacarla; tal es mi objetivo pero yo no sé cómo voy a hacerlo de antemano. Tengo una historia que contar y esta historia tiene algo real: los hechos sucedieron de verdad en la vida de esta gente.

La cinta contiene algunas escenas crudas. En ellas, los cuerpos “diferentes” se muestran en intimidad, sin velos. ¿Tuvo problemas para rodarlas?
Muchas escenas importantes del film las creó Afra Rigamonti [ndr: que se encarga de la fotografía, junto con el director, y del montaje]. Trabajamos codo con codo desde el principio hasta el final. El script, la preproducción, la puesta en escena, el rodaje, el montaje, el corte final… es obra nuestra. Yo hablo con los personajes, forman parte de la situación, manipulo la historia… pero es ella quien captura los momentos. Si la intimidad de los personajes se muestra con normalidad y cotidianidad es porque Afra consiguió dar con el equilibrio justo. Lo importante es que se muestre al público, además del cuerpo desnudo, una respuesta a qué es lo que hace que un cuerpo sea deseable y, al mismo tiempo, cómo es que somos tan frágiles. Las personas en silla de ruedas tienen las mismas necesidades que cualquiera. Cuando pierdes el uso de las piernas, tal vez no puedes bailar o correr pero tienes toda una vida por vivir.

En cierto modo, hasta el cuerpo de Antonio se vuelve deseable: la prostituta experimenta placer con él mientras que su asistente parece celosa. ¿Es así?
Es real, hay mujeres que desean a Antonio y Antonio desea a las mujeres. Lo sé porque lo he visto. En este caso, sin embargo, era importante mantener la distinción entre las dos figuras, la asistente personal y la asistente sexual, que en la película las encarnan dos actrices muy buenas: Arántzazu Ruiz y Ann Perelló. Y es verdad, la asistente personal llega a tener celos: cuida de él todos los días, experimenta una especie de amor romántico y, cuando descubre que Antonio es una persona completa también en su deseo, para ella es doloroso.

Hace pocos días, la cinta fue premiada en Nantes por el jurado joven: una elección de lo más significativa.
También en Abycine recibimos el premio de los jóvenes, lo que me enorgullece de verdad porque todavía creen que el cine pertenece a la esfera del pensamiento, que no se trata únicamente de entretenimiento. Es importante seguir haciendo obras que estimulen esta visión. También nos dieron el premio a la mejor película en el Cinemed de Montpellier, un festival muy valiente en su selección, y, sin embargo, nos cuesta mucho dar a entender a los distribuidores que la nuestra no es una película extraña o difícil de entender. Yo hago un cine sencillo pero con una mirada inteligente porque creo que el público es inteligente. Por ahora, a partir de mayo, tenemos un programa de proyecciones a la carta: cada semana llevamos la película a una ciudad distinta. Los espectadores interesados compran la entrada por adelantado y nosotros, les llevamos la peli, a Pepe y a Antonio, y después charlamos.

En cuanto a los festivales, ¿dónde podrá verse próximamente la película?
En Estambul, en el festival de cine de autor de Barcelona, en el Visions Socials de Cannes y luego en Sudamérica, en el festival de derechos humanos de Buenos Aires, en Uruguay y en Chile. Nos alegra porque lo hacemos todo solos. No tenemos distribuidora y formamos una productora muy pequeña [ndr: Shaktimetta Produccions]. Tener visibilidad es realmente difícil. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Lee también