email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Paco León • Director/actor

"El público quiere ver mucho cine: hay que ponérselo fácil"

por 

- Paco León estrena el mismo día en salas, internet y dvd su primer largometraje Carmina o revienta, en el que también ejerce como productor y guionista

Paco León • Director/actor

El actor Paco León es la primera celebrity en España que estrena el mismo día en salas, internet y dvd su primer largometraje como director, en el que también ejerce como productor y guionista.

Titulado Carmina o revienta, está protagonizado por su propia madre (Carmina Barrios) y por su hermana, la actriz María León (último Goya Revelación por su trabajo en La voz dormida [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
) y es un falso documental que ha cosechado tres galardones en el Festival de Málaga: Mejor interpretación femenina, premio especial del jurado y del público.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: Se puede decir que tu película es casi "cine de guerrilla", porque el presupuesto ha sido bajo...
Paco León: Ha costado unos 100.000 €; gracias al digital, si tienes una buena historia se puede rodar con poco dinero y llegar al público. Hay que reinventarse, que está la cosa muy mala.

Tú te reinventas siendo el primer famoso que estrena su película a través de tres vías de exhibición y al mismo tiempo.
He corrido un riesgo y rechazado ofertas generosas de estreno convencional, pero no me permitían compaginar salas con internet y dvd. Hay que poderlo hacer y se daban las condiciones adecuadas. Por eso debía llevar a cabo este experimento, con una película barata, directa y popular, que posee un plus a nivel mediático y no ha recibido subvenciones, por lo que legalmente se lo puede permitir. Y también por honestidad, por el tipo de película que es: experimental, en todos los sentidos. Este estreno simultáneo es un experimento interesante para la industria del cine español.

¿Te pusieron obstáculos?
Muchos. La resistencia procedía de los exhibidores, el componente más inmovilista de la industria: quieren conservar unos privilegios que deben compartir y, de este modo, reestructurar la manera de exhibir y producir cine. No se puede hacer nada hoy en dia a espaldas de internet y no sé si esto es un modelo, pero sí una pista de por dónde tiene que ir la cosa. No he podido estrenar en tantos cines como yo quisiera; va a ser pequeña la distribución en salas: algunas en Madrid, Barcelona, Sevilla, Malaga y Valladolid. Pero ha sido una empresa alentada por la gente, que quería ver la película en los pueblos donde no hay cines y que, con una distribución convencional, no iba a poder hacerlo.

Cuesta creer que hoy mismo no puedan convivir armoniosamente todas las vías de explotación y exhibición de un film.
La música ya lo está haciendo: a nadie le parece ridículo consumir música por iTunes y comprarse discos por internet, y eso convive perfectamente con los conciertos y actuaciones en directo. Hoy día es cuando más consumo de audiovisual hay, aunque sea, desgraciadamente, a través de la piratería; pero eso refleja que la gente quiere ver cine y series, y hay que ponérselo fácil. Sí, se puede, perfectamente, ver cuatro películas a la semana en casa y un par de ellas en el cine. Con mi estreno me dirijo a ese público que no va al cine y que se lo descarga gratis por internet porque es más fácil e inmediato, proponiéndoles un precio muy barato: 1,95 €; por menos de dos euros puedes ver la película en tu casa de una manera cómoda y segura. Una alternativa a la piratería.

Tú, además, eres usuario habitual de las redes sociales, pues chequeaste en twitter a tus seguidores, para ver qué opinaban del posible estreno en la red de tu película.
Sí, todo empezó ahí, por mi propio estudio de mercado, que hice a mis followers: les pregunté si pagarían ese precio por ver Carmina o revienta colgada en internet. Me llegaron mil tweets en una hora: de repente, te das cuenta de que hay una necesidad social de consumir cine de estreno barato.

¿Cuánto tiempo crees que falta para que esto que están haciendo, ahora novedoso, sea una práctica habitual?
Esto va muy rápido. Los americanos ya lo hacen. Ellos sí que saben y tienen industria, no como nosotros. Ésta es la dirección hacia donde va la explotación del cine.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.