email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Nadine Labaki • Directora

“El cine es un arma no violenta para cambiar las cosas”

- ¿Y ahora adónde vamos?, de la libanesa Nadine Labaki, ganó, entre otros, el premio del público en Toronto, tras su selección en Un Certain Regard.

Nadine Labaki • Directora

Cineuropa: Como ocurre en Caramel [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, en su nueva película aparecen mujeres que se oponen a la violencia y hacen gala de energía positiva.

Nadine Labaki: La intención de la película no era decir que las mujeres traerían con toda seguridad la paz. Yo quería hablar de mi responsabilidad, de nuestra responsabilidad en los acontecimientos. Las guerras y los conflictos no son solamente culpa de los hombres, puesto que estos enfrentamientos existen en cualquier rincón del mundo y a menudo los dicta el miedo. Por ello me pregunté, como mujer y como madre, de qué manera podía intentar detener todo esto, de qué modo podía por lo menos decirme a mí misma que lo había intentado. La película habla de cómo una mujer y una madre puede enfrentarse a lo absurdo de los conflictos; en nuestro país hemos visto a hombres que hace un segundo vivían codo con codo, comían el mismo pan y respiraban el mismo aire, levantar las armas uno contra otro. Es preciso reaccionar ante este absurdo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Su película mezcla la comedia musical y el drama político. ¿De dónde proviene su afición por amalgamar géneros?
Cuando hago una película sueño un mundo distinto: eso es lo que yo entiendo por mezclar géneros como la comedia, el musical o el drama. La risa y el humor sirven para enfrentarse a una realidad como la nuestra, estos conflictos que de tan absurdos no puedes tomártelos de otra forma. Reír sirve también para arrancar un proceso de curación, para aprender de nuestros errores. Conozco muchas mujeres que han perdido a sus familiares, que están de luto y que, a pesar de ello, mantienen su sentido del humor y siguen adelante con una sonrisa. Tenemos que aprender de ellas. Mi aproximación en esta cinta no es realista: no está ambientado en un lugar y tiempo específicos. El conflicto que se muestra podría darse entre quienquiera, incluso entre dos partidos o dos equipos de fútbol: es un conflicto en el que participan simplemente los seres humanos. Con el toque musical he podido adquirir un tono de fábula en un tema de tamaña importancia.

¿Qué supone para usted un hipotético interés de Hollywood: un objetivo o algo que prefiere evitar?
Si Hollywood me permitiera hacer lo que yo quiero, ¿por qué no? De todos modos, no me interesa rodar películas más grandes o grandiosas: mi propósito para mis próximos trabajos es más bien experimentar y flirtear con la realidad. En mi cine siempre he tratado de realizar algo fiel a la realidad para tratar de cambiarla; para ello la gente tiene que identificarse con lo que ve en la pantalla, todo ha de tener un impacto en lo que viven diariamente. Quiero que el cine se convierta en un arma nueva, no violenta, para cambiar las cosas. Tal vez peque de ingenua, pero quiero pensar que al menos lo intentamos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy