email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Álvaro Alonso

Producer on the Move 2010 – España

por 

Álvaro Alonso

Inscrito en una facultad de ingeniería del País Vasco, donde había nacido. Hace unos quince años, nada hacía presagiar que un día Álvaro Alonso iba a ser nombrado Producer on the Move 2010 en representación de España gracias a su carrera como productor cinematográfico al mando de una compañía con sede en Sevilla, especializada en Andalucía y con un nombre tan luminoso y meridional como Jaleo Films. Pero así ha sido y Cineuropa ha tenido la oportunidad de charlar con él sobre su carrera, sus producciones y sus expectativas de cara al futuro durante la 13ª edición del Festival de Cine Español de Málaga.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

“Cuando salimos de la facultad [en 1991], montamos una cooperativa entre cuatro compañeros de universidad, pensando que en dos años estaríamos haciendo películas. Tardamos diez en hacer la primera”. En 2000, Alonso fundó Jaleo Films junto a Antonio Lobo, al cual conoció en el máster en gestión audiovisual Mega, de la rondeña Media Business School. Su crecimiento ha sido gradual: “En estos diez años hemos hecho muchas cosas, entre producciones nuestras mayoritarias, coproducciones y cortos. Hemos ido creciendo poco a poco”.

“En un principio, teníamos muy claro que nuestra apuesta era el desarrollo y que por tanto había que invertir tiempo, dinero y recursos”. Al poco tiempo, Jaleo abrió una nueva línea: “Coproducciones de proyectos no desarrollados por nosotros pero que tuviesen que ver con Andalucía, bien por las localizaciones, bien por la temática”. Durante varios años ha sido así, hasta que ha decidido dar “un paso más allá en las coproducciones internacionales. Queremos pasar a otras donde podamos incorporar Andalucía de alguna manera aunque no sea la base fundamental del proyecto. Una película que podría rodarse en Lisboa, por decir algo, y, por nuestra participación, nos la llevamos a Sevilla”.

“Creo en los géneros. Nuestra experiencia nos dice que es mejor apostar por películas muy bien definidas. La mezcla de géneros es muy interesante y en ese sentido Déjame entrar ha sido una revelación. Está bien mezclar, pero tienen que ser muy definidos. Tu guión no puede empezar de una manera y terminar de otra”, explica Alonso, que precisa que “nuestras producciones españolas están un poco más centradas en la comedia, mientras que en ámbito internacional tiramos más por la comedia y el thriller”.

“Estamos en una profesión que no hacemos por dinero, sino por el placer de hacer cine. A mí personalmente lo que más me gusta es el proceso de desarrollo, esa parte en la que realmente estás definiendo lo que es la película. Cuando el guión está ya más o menos enfocado y empiezas a hablar del equipo técnico y artístico”. A pesar de conocer las implicaciones del coste que supone el cine, ya que “hay dinero público y de las televisiones y quien ha puesto ese dinero necesita una recompensa”, Alonso subraya que “en el riesgo está el placer. Y eso puede ser una comedia para un público mayoritario o una película experimental con dos personajes paseando por el campo sin decir una palabra”.

El futuro se presenta más cargado que nunca para Jaleo Films, que cuenta con cuatro películas terminadas a punto de ser estrenadas - Carne de neón, segundo largo de Paco Cabezas, Mapas, de Miguel A. Calvo Buttini, Siempre hay tiempo, de Ana Rosa Diego, y La joven de las naranjas, de Eva Dahr -, así como multitud de proyectos en distintas fases de desarrollo - el western ambientado en África Kënu; los nuevos proyectos de Paco Baños y Chema Rodríguez; A Meeting in Seville, una comedia escrita por Paul Mendelsson; la adaptación del libro Entre limones, de Chris Stewart, y Lovin' Sherley, de Chiqui Carabante.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.