email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

Kryštof Hádek • Shooting star 2010, República Checa

"Me atraen las historias con fuerza y los papeles que suponen un desafío"

por 

Kryštof Hádek • Shooting star 2010, República Checa

Kryštof Hádek nació en el seno de una familia dedicada al cine, pues su madre, Jana Hádková, es directora de documentales y su hermano mayor Matěj es actor de películas como Grandhotel [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, Tobruk o You Cannot Escape Your Shadows [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
.

Hádek ya interpretó algún papel juvenil animado por su familia antes de aparecer en la exitosa Un mundo azul oscuro, película que le valió una candidatura al León del cine checo como mejor actor de reparto. Desde entonces, Hádek ha aparecido en numerosas ocasiones tanto en cine como en televisión (Some Secrets, Bestiarum, las exitosas comedias Grapes y Grapes 2 o Three Seasons in Hell [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
) y ha trabajado en los teatros de Rokoko y Švandově de Praga.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cineuropa: ¿Cómo entró en el mundo de la interpretación?
Kryštof Hádek: Probablemente me influyó el ambiente en el que crecí: mi madre es directora de documentales y mi hermano mayor es actor también. De hecho, cuando tenía catorce años él ya rondaba los veinte y ya estudiaba en el conservatorio checo... imagínese como se podía sentir un chico de catorce años que veía a su hermano rodeado de actrices jóvenes y hermosas. Aquellas chicas eran siempre muy simpáticas conmigo, creo que me enamoré unas cuantas veces. Además, sabía que no tendría que estudiar matemáticas, física o química si me metía a actor. Quería convertirme en uno de esos chicos que fumaban a la salida del colegio viendo entrar y salir a las bailarinas.

Pero dejó el conservatorio.
De hecho me echaron porque no iba casi nunca a clase... y no es que no quisiera ir, es que me empezaron a ofrecer trabajos y pensé que trabajar era más importante que ir a clase. También estudié en la Academy Of Music And Drama Art de Londres e hice algo de teatro, pero enseguida le cogí gusto al cine. Es como un campamento de verano: conoces a un grupo de personas, pasas un tiempo con ellos y cuando acabas empiezas de cero con algo nuevo.

¿Qué tipo de papeles le atraen?
Me gustan las películas de época; cuando estás rodando una película contemporánea vas al plató con unos vaqueros y un jersey y lo único que tienes que hacer es cambiarte de pantalones. Me atraen las historias con fuerza, sobre todo las historias de amor, y los papeles que suponen un desafío.

¿Cómo prepara sus papeles?
Depende del material: si es una película de época investigo sobre ese periodo en particular; si mi papel está basado en un personaje real, intento leer todos lo libros que pueda encontrar acerca de esa persona. También me preparo físicamente, a veces puedes estar rodando 16 horas seguidas. Pero lo que suelo hacer normalmente es intentar encontrar el desarrollo y la dinámica que se encuentran tras mi personaje.

Es conocido internacionalmente gracias a Un mundo azul oscuro. ¿Cómo acabó trabajando en esa película?
Fui al casting con mi hermano, pero me eligieron a mí porque era más joven. Entonces tenía 17 años y no tenía experiencia militar, así que los productores tuvieron que enseñarme unas nociones básicas de instrucción militar: cómo marchar, saludar... Cuando conseguí el papel empecé a entrevistar a veteranos de la II Guerra Mundial acerca de sus experiencias en la RAF. ¿Cómo se sentía en la cabina? ¿Cómo se experimentaba el miedo allí dentro? ¿Fumaba en la cabina? ¿Cómo eran las chicas? ¿Y los uniformes? También les pregunté cómo fueron las cosas cuando acabó la guerra, pues aunque todos regresaron a Checoslovaquia como héroes, con el golpe de estado comunista de 1948 algunos acabaron en prisión o huyendo hacia el Oeste. Fue un periodo triste, pero me alegra haber participado en la película.

Su última película, Three Seasons in Hell, se desarrolla en el periodo de post-guerra. Cuéntenos algo acerca de su papel.
Mi personaje se inspira en Egon Bondy, un poeta checo de la época que formaba parte de la resistencia clandestina. De hecho, mucho de sus amigos fueron eliminados y ejecutados en los cincuenta por ser considerados enemigos del estado. Mi personaje es una persona con mucha confianza en sí misma, aunque también es algo inocente, sobre todo al principio, pues siempre ha creído en los ideales marxistas. No obstante, los hechos históricos le harán reaccionar y darse cuenta de que las cosas no son cómo pensaba.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy