email print share on facebook share on twitter share on google+

LOCARNO 2018 Cineastas del Presente

Crítica: Sophia Antipolis

por 

- LOCARNO 2018: Virgil Vernier dirige una nueva cartografía antropológica sobre la gestación del Mal en el parque tecnológico Sophia Antipolis a través de la investigación del asesinato de una menor

Crítica: Sophia Antipolis

El Festival de Locarno acogió el estreno mundial de Sophia Antipolis [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, la esperada película de Virgil Vernier, en la competición Cineasti del Presente. Su segundo largometraje es otra de sus sobresalientes cartografías antropológicas del territorio francés, que sigue la estela de la precedente Mercuriales [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, estrenada en la sección ACID del Festival de Cannes. Tras mapear la alienación de los individuos que habitan cerca de las torres Mercuriales en las afueras de París en su film anterior, Vernier inventa, en esta ocasión, un relato siniestro sobre un fantasma que deambula por el parque tecnológico de Sophia Antipolis para señalar la atmósfera inerte de un lugar, que, en palabras del director, no fue construido para ser habitado por seres humanos, sino para perpetuar el liberalismo. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

A principios de los setenta, en la paradisíaca Costa Azul, a medio camino entre Antibes y Niza, se edificó un complejo de laboratorios, fábricas, hospitales y urbanizaciones, llamado Sophia Antipolis. Esta nueva área, inspirada en la californiana Silicon Valley, fue bautizada con un nombre que evocaba a la Antigua Grecia para exaltar los conocimientos tecnológicos que se descubrirían en esa urbe utópica. Cinco décadas después, Virgil Vernier nos revela el verdadero rostro de esa terrorífica distopía; ahora, habitada por homicidas, mercenarios de una brigada antipolicial, miembros de la cienciología reclutando nuevos integrantes, y adolescentes cegadas por los cánones de belleza artificial que facilita la cirugía plástica.

Sophia Antipolis es un retrato coral de todos los individuos corrompidos por el liberalismo que malviven en esa zona. Sin embargo, las coordenadas geográficas no son el único factor que une a esas almas perdidas. El macabro hecho real de una menor quemada viva, cuyo cadáver fue hallado en una de las fábricas, será el hilo conductor de todos los micro-relatos narrados.

A pesar de su apariencia documental, que, además, inserta pequeños episodios de improvisación, llevados a cabo por algunos de sus no-actores, Sophia Antipolis es una ficción con un largo proceso de escritura detrás de ella. De ese guion, elaborado y perfeccionado por Virgil Vernier durante los últimos tres años, nace un insólito seguimiento de una posible investigación policial de la muerte de esa joven, donde no se busca la identidad del asesino, sino el origen y la gestación del Mal en ese lugar que fue construido como símbolo de la cuna del progreso. 

Sophia Antipolis ha sido producida por Kazak Productions y M141 ProductionsMk2 Films se encarga de las ventas internacionales.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.