email print share on facebook share on twitter share on google+

KARLOVY VARY 2018 East of the West

Crítica: Blossom Valley

por 

- KARLOVY VARY 2018: El director primerizo László Csuja hace un uso impresionante de un elenco de actores no profesionales para contar la historia de dos jóvenes con una relación ambigua

Crítica: Blossom Valley
Bianka Berényi en Blossom Valley

Blossom Valley [+lee también:
tráiler
entrevista: László Csuja
ficha del filme
]
, del húngaro László Csuja, quien acaba de debutar como director, cuenta con un elenco de actores no profesionales y con un equipo prometedor. El filme fue desarrollado por medio del programa Incubator de Hungarian National Film Fund, creado para alentar a directores jóvenes a que hagan su primer largometraje por medio de un plan simple y de bajo presupuesto. Todo esto convierte a este filme en una opción perfecta para la sección East of the West de Karlovy Vary, en donde tuvo su estreno mundial.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Laci (László Réti, quien realmente es un campeón de las olimpiadas especiales en la disciplina de patinaje) es un joven con discapacidad mental que trabaja en una constructora con su tío. Pero dicho tío prefiere que Laci se quede en las barracas ya que resulta más fácil y barato. Bianka (Bianka Berényi, celebridad de Instagram, cantante y modelo) por otra parte, es una joven sin hogar que cuenta con muchos amigos y con un ex novio al que visita sin anunciarse para pedirle dinero o un lugar en donde quedarse.

Bianka no tiene ningún problema en aparecerse en el patio de un extraño y bañarse desnuda en su piscina, o en entrar a un bar a plena luz del día y subir el volumen de la música para bailar salvajemente mientras los clientes la observan. Así que no resulta una gran sorpresa cuando esta secuestra a un bebé al que nadie observaba en el parque. Ahora, básicamente, es su bebé y es así como se lo presenta a los demás.

Cuando Bianka y Laci se conocen por accidente, este rápidamente la invita junto con su bebé a quedarse en su cuarto en las barracas y terminan fingiendo que son una pareja con un niño. Como no se pueden quedar allí por más de una noche, intentan lograr que el tío de Laci les permita dormir en un tráiler de su patio, pero este no quiere tener nada que ver con esto, aunque si se cree la historia de que el niño es de su sobrino. Así que Laci toma prestado un tráiler robado que pertenece a unos criminales y los tres se van en un viaje sin ningún destino en específico.

Si bien que los personajes como Bianka tiende a parecer irrealistas, resultan extravagantes simplemente porque sí y molestos debido a su falta de empatía, a uno de verdad termina por gustarle la protagonista de Blossom Valley. Su libertad resulta refrescante, quizás porque la actriz no profesional es natural y expresiva, sin ninguna necesidad visible de impresionar. Laci por otra parte irradia inocencia y amabilidad, por esta razón resulta bastante creíble cuando este acepta a Bianka tal y como es, incluyendo al bebé.

La relación entre los dos es bastante ambigua. ¿Se trata de amor o de compañerismo? Los dos duermen en la misma cama, se toman de la mano, pero no hay escenas de sexo en el filme. Tomando en cuenta sus perfiles psicológicos, quizás ellos tampoco sepan de qué se trata, y como el tema de la libertad está presente en todo el filme, quizás no sea necesario clasificar su conexión.

Este espíritu está reflejado también en las contribuciones técnicas, especialmente en la fluida cinematografía de cámara en mano hecha por Gergely Vass, quien también hace su debut en el mundo de los largometrajes con este filme. El ritmo de la película es dinámico, pero el tempo no va demasiado rápido, todo esto gracias al editor primerizo Arrila Csabai, quien aprendió el arte como editor asistente en los filmes de Kornel Mundruczo.

Blossom Valley fue producido por FocusFox de Hungría, y los derechos internacionales los tiene Hungarian National Film Fund.

(Traducción del inglés por Javier Campos)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.